El trueque sigue reafirmándose en la vida de los venezolanos

97
- Publicidad -

Debido a la escasez de efectivo en bolívares que existe en el país, la gente busca otras formas de efectuar los pagos de servicios y compras. Servicios de moto taxis, mecánicos, entre otros; se pagan con paquetes de comida. Por redes sociales algunos negocios se pagan con trueque.

Alicia Arias indicó que el trueque es muy común hoy en día por la falta de efectivo. “Hay gente que trabaja y les pagan una parte en dinero y otra en comida. Muchos aceptan, otros no”.

Comentó que “por aquí un señor trabaja de jardinero en edificios y en un edificio no tenían suficiente efectivo, le plantaron darle $10 y los otros $10 en comida y dijo que no porque tenía que comprar medicinas para su esposa y la farmacia no acepta comida”.

- Publicidad -

Elena Jiménez relató que los plataneros trabajan con trueque. “Son muchachos que pasan con plátanos y los ofrecen a cambio de otras cosas. Ahora no traen plátanos, sino jabón y harina de trigo para cambiar, después pasan con un mollejero de pasta”.

Añadió que “en estos días vi que le dieron a una chama cinco plátanos por cinco kilos de arroz. En los barrio cambian un litro de jabón por un kilo de arroz o pasta o cloro por pasta”.

Lina Ochoa comentó que en su barrio a las 6:30 am ya hacen trueque. “Los jaboneros gritan ‘jabón, cloro, lavaplatos a la venta o por intercambio’. El arroz es de la caja lo cambian porque es bastante. Eso es hasta mediodía porque me imagino que después se ponen de buhoneros con los productos del Clap que les dieron en el trueque”.

Electrodomésticos

Aura Gómez indicó que “mi hermano mandó a revisar un televisor, le cobraban $5, y él fue con tres kilos de arroz y uno de pasta y con eso le pagó al técnico. Ahorita aceptan comida y otras cosas”.

Elisa Castro dijo que el trueque es de vieja data. “Tengo un amigo que es taxista, hace un tiempito hizo un carrera a Santa Mónica y le pagaron con arroz, pollo y pasta. Ahorita el pollo está muy caro pero me imagino que igual le deben dar arroz o pasta”.

José Dorta es encargado en un kiosco y dijo que “aquí llegan a cambiar dos paquetes de arroz y me preguntan cuántos cigarrillos les doy por el arroz”. Agregó que su hermano trabaja en otro kiosco y “le piden cigarrillos y chupetas por trueque, y no le conviene porque a veces lo que le piden cuesta más que el arroz o la pasta”.

Continuar leyendo en 2001.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -