Cámara de Comercio de Maracaibo insta al Ejecutivo a tomar medidas para solucionar la crisis de gas en el país

95
- Publicidad -

Venezuela es el octavo país del mundo con reservas certificadas de gas natural. Según la Agencia Internacional de la
Energía (IEA), el país cuenta con 5.740 miles de millones de pies cúbicos en el subsuelo. Sin embargo, hoy en día no está
en capacidad de satisfacer su demanda interna de gas licuado (GLP), la cual se ubica en condiciones normales, en cerca
de 60.000 barriles diarios de GLP. Los motivos son diversos, pero estando la mayor parte de la producción de gas asociada
a la extracción de petróleo, resulta evidente que el factor principal es un descenso significativo de la producción petrolera, acrecentado durante los últimos años por problemas en la operatividad de las plantas y una gerencia deficiente.


Los problemas con la distribución de gas se remontan al año 2007, cuando el Gobierno Nacional decidió expropiar a las
dos (2) mayores empresas privadas comercializadoras de gas del país en aquel momento: Tropigas y Vengas. Hoy en día,
la producción total del país es realizada en una sola planta, el Complejo Petroquímico José Antonio Anzoátegui ubicado
en el estado Anzoátegui, el cual produce cerca de 20.000 barriles diarios de GLP, es decir, un tercio de las necesidades
reales del sector residencial e industrial del país.

Sin GLP, los hogares venezolanos no pueden cocinar sus alimentos. Pero al mismo tiempo, el gas licuado es un
componente vital de los procesos productivos de la industria nacional. Su escasez genera serios problemas en la cadena
productiva y de comercialización de todo tipo de rubros industriales, pero en especial, en la manufactura de alimentos.

- Publicidad -


Siendo el suministro de gas un servicio público vital para el desarrollo del país, y estando su producción y distribución bajo
monopolio estatal, es responsabilidad del Gobierno Nacional a través de PDVSA el tomar las acciones necesarias para
poder atender y resolver en el menor plazo posible, los problemas de suministro de GLP. De allí que pasamos a realizar
las siguientes recomendaciones:


1) Proceder de inmediato a importar GLP para abastecer el mercado nacional mientras se llevan a cabo las medidas
tendentes a recuperar la producción interna.
2) En función de recuperar la infraestructura de extracción y fraccionamiento de gas natural licuado, urge invertir
en el mantenimiento de las plantas de producción y equipos de transporte, así como la contratación de recurso
humano con amplio conocimiento y experiencia gerencial sobre todo el negocio de GLP.


3) Se deben privatizar áreas del negocio, para que el sector privado pueda invertir capital y recursos para resolver
la escasez de GLP, especialmente en las áreas de transporte y comercialización del gas licuado. La seguridad
jurídica para todas las empresas que inviertan recursos en el área del GLP, debe estar garantizada.


4) Anteriormente existía una reserva de almacenamiento de quinientos mil (500.000) barriles de GLP para ser
utilizada durante contingencias. Esa cantidad permitía garantizar el suministro por quince (15) días. Actualmente,
la cantidad de producto que se encuentra almacenado no supera los quince mil (15.000) barriles, cifra que no
permite garantizar el abastecimiento de gas ni siquiera para un solo día. Por lo tanto, se debe invertir recursos
para recuperar en el mediano plazo, la capacidad de almacenamiento para situaciones de emergencia.


En la Cámara de Comercio de Maracaibo estamos dispuestos a aportar y colaborar en todo lo que sea necesario
para apuntalar los procesos productivos de bienes y servicios que el país tanto necesita. Solo a través del trabajo
conjunto del sector público y del sector privado, es posible resolver los problemas que tanto aquejan a Venezuela.

Con información de nota de prensa.

- Publicidad -