Hipertensos se enfrentan a los altos costos de las medicinas

571
- Publicidad -

La hipertensión es una enfermedad de alto rango de alcance en nuestra sociedad.

Conocida como el enemigo silencioso, esta enfermedad puede presentarse por diversos motivos y debe ser tratada para evitar mayores inconvenientes a futuro.

Si bien es cierto que el tratamiento se basa en una mejora de la alimentación, actividad física y medicación, en Venezuela esto último supone un impacto para el bolsillo.

- Publicidad -

Actualmente los remedios para la tensión pueden ser adquiridos con facilidad en cualquier farmacia del país, el problema radica en el golpeado poder adquisitivo del venezolano.

Los costos de los remedios se han elevado considerablemente en los últimos meses, en comparación con los ingresos de la ciudadanía.

En el caso del losartan de 50mg de 10 pastillas, la caja puede ir desde los 665.000 bolívares hasta los BS. 1.140.000. Por su parte, la caja de 30 pastillas cuesta Bs. 2.199.000.

Por su parte, el enalapril de 20mg de 10 tabletas puede costar hasta 520.000 bolívares. En el caso de la caja con 20 pastillas el costo ronda los BS. 880.000, mientras que la caja con 30 pastillas puede valer desde 1.081.000 hasta los 1.500.000.

El valsartan de 80mg de sólo diez pastillas cuesta desde 1.066.000 hasta los BS. 1.700.000. La caja de 14 pastillas tiene un valor que oscila entre los  BS. 1.400.000 a los Bs. 2.200.000. Por su parte, la presentación de 30 comprimidos puede costar hasta 5.100.000.

Cabe destacar que en el caso del valsartan que contiene diurético la caja de 14 tabletas puede ser adquirida desde los 1.500.000 bolívares, hasta los 4.300.000 bolívares.

Pacientes hipertensos

Algunos pacientes hipertensos señalan que los altos costos de los medicamentos a veces se les hace «cuesta arriba».

Juan, un señor jubilado de 71 años, señala que élsw ayuda con lo que le dan sus hijos para poder comprar sus remedios. Sin embargo, hay veces en las que pasa días son tomarse la pastilla de la tensión porque «hay otros gastos más importantes. Prefiero comer».

Por otra parte, María tiene 55 años y acaba de ser diagnosticada con hipertensión. Ella comenzó a tomar la medicación y cuenta que «todos los meses recorro farmacias para ver dónde me sale más económico el tratamiento. Es verdad que uno debe cuidarse, pero veces las cuentas no te dan».

Farmacias del Estado

En la red de farmacias del Estado los precios de los medicamentos son presuntamente más accesibles.

Paula cuenta que su papá y abuela sufren de la tensión, por lo que siempre está pendiente de los precios de estos remedios.

«Hace un tiempo abrieron una farmacia de esas del gobierno cerca de mi casa. Allí pude comprar el tratamiento para un mes, con diurético, de mi papá en menos de un millón y el de mi abuelita que es simple en 700.000 bolívares».

Ella señala que es un opción a la que está recurriendo, pero que no siempre están disponibles los remedios que necesita.

Sin duda alguna cuidar de nuestra salud es fundamental para obtener el máximo bienestar, pero es innegable que el costo de los medicamentos en Venezuela no corresponde a la posibilidad de compra de una importante parte de la ciudadanía. Esto deja a un grupo desprotegido contra las enfermedades crónicas y demás patologías.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -