Crisis aprieta por igual a los venezolanos en semana de cuarentena flexible o radical

76
- Publicidad -

La necesidad de salir a trabajar y producir ingresos para el sostenimiento de la familia, impulsa a sancristobalences a las calles, tanto en semana radical como de flexibilización.

En un paseo por diversos sectores de la ciudad de San Cristóbal se pudo evidenciar una buena cantidad de personas en las calles, así como de movimiento vehicular a pesar de que el estado cumple esta semana 11 semanas sin despacho de combustible, el cual ha quedado solo para sectores priorizados de acuerdo a los lineamientos ofrecidos por la coordinadora del Gabinete de Combustible, Nellyver Lugo.

Asimismo, se pudo observar diversos negocios abiertos en sectores como Barrio Obrero y la Concordia, en donde el comercio formal e informal, laboraba con tranquilidad y normalidad. Muy pocos locales se encontraban trabajando con media santamaria abajo.

- Publicidad -

Lea también: Llega al país un lote de vacunas rusas para ensayos clínicos

Personas caminando y con carretillas, debido a la falta de transporte público en semana de cuarentena radical, también se pudieron observar durante el recorrido, las cuales en su mayoría, cumplían con el uso correcto del tapabocas e inclusive algunos llevaban también caretas. Fueron muy pocos los rostros que se vieron sin tapabocas o usándolos de manera incorrecta.

La conciencia ante la agudización de los casos en la ciudad se ha acrecentado en la población que, en la medida de sus posibilidades, cumple con las medidas de prevención sin dejar de salir a las calles a cumplir con sus familias y responsabilidades laborales y comerciales.

Ángel Márquez, comerciante en las zonas adyacentes a la Papelería Moderna en La Concordia, aseguró que fue la necesidad lo que lo impulsó a continuar con su venta de genéricos. Refirió que su paralización duró un mes, después del cual empezó a abrir su negocio todos los días, añadiendo como medida de seguridad mantener la reja cerrada y atendiendo a través de ella, así como el uso del tapabocas.

En la zona se pudo evidenciar que la actividad comercial no se detiene y que comerciantes y compradores mantienen su rutina. Igualmente, saltan a la vista diversos puestos informales de verduras, los cuales están distribuidos unos no muy lejos de otros.

También, se pudo observar la presencia de alcabalas móviles en diferentes áreas de la ciudad, con el fin de mantener cierto nivel de orden y control de la movilidad en medio de la pandemia del coronavirus.

Otro comerciante encuestado, Andrés Peñuela, aseguró que se mantuvo laborando todo el tiempo desde el inicio de la pandemia, pues debe cumplir con sus «compromisos y obligaciones». Cuestionó el método 7+7 implementado por el gobierno nacional al señalar que «no funciona» ni «le ve sentido».

Peñuela observó que incluso ha habido semanas en que hay mayor movimiento en semana radical que en semana de flexibilización y acotó que «la gente no le está parando a eso».

En las últimas semanas se ha visto mayor movimiento en la calle, en la medida en que no se ve que la pandemia vaya a terminar pronto y la gente se ve en la necesidad de buscar ingresos para el sustento diario.

Nota de La Prensa del Táchira

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -