José María De Viana: Servicios públicos en Venezuela son recuperables con nuevo gobierno

78
- Publicidad -

Con un escenario político distinto, con los recursos económicos necesarios y suficientes y con la gerencia adecuada, en un plazo no mayor de tres años estarían funcionando nuevamente y con eficiencia, todos los servicios en Venezuela, según el  diagnóstico del Ingeniero José María De Viana, expresidente de Hidrocapital, ex presidente de Movilnet, ex presidente de la Cámara de Servicios de Telecomunicaciones (Casetel), ex directivo del Consejo Nacional de Promoción de Inversiones (Conapri), docente de la Universidad Católica Andrés Bello y Vicepresidente de la Universidad Metropolitana, quien responsabiliza del deterioro de los principales servicios básicos a la falta de mantenimiento, a la desidia y a la salida del personal calificado que existía en las empresas administradoras de estos servicios.

A título anecdótico recordó que le entregó Hidrocapital a Jacquelin Farías, abasteciendo de agua a toda la zona metropolitana de Caracas sin ningún problema; años depués le entregó Movilnet a esta misma persona y ya se conoce cual fue el fin de ambas empresas, reseñó El Impulso.

“Esta fue una experiencia afortunada porque en ambos casos entregué dos empresas maravillosa, Hidrocapital primero y también Movilnet en el año 2007, a la la señora Jacquelin Farías, y ahora que yo veo el deterioro de esas dos organizaciones que eran maravillosas, especialmente para los más humildes y sencillos, porque prestaban un servicio de alta calidad, eran responsables con sus trabajos, respondían a la gente y hoy veo a ambas organizaciones muy deterioradas”, afirmó el especialista.

- Publicidad -

De interés: Distanciamiento físico y uso del tapabocas se mantendrán en centros comerciales

Reveló que antes que se destruyeran los tubos, en el caso del agua, se destruyó la organización que se había creado en Hidrocapital, conformada con muchachos muy competentes, con una gran formación, pero sobre todo comprometidos con los vecinos, indicando que el compromiso de un servicio público no puede ser con el gobierno, ya que el gobierno vive en un castillo de cristal, el compromiso es con la gente a la que uno se debe y que se ve reflejado en el esfuerzo para que el servicio no fuera un dolor de cabeza.

-Cuando nosotros dejamos a Hidrocapital el agua ocupaba el lugar numero 10 en el orden de las preocupaciones de le gente, yo llegue a Hidrocapital producto de una crisis, por allá en el año 92 en medio de una crisis política muy importante, donde el agua era un detonante, motivo de molestias muy grandes, teníamos manifestaciones por los cuatro rincones de la gran Caracas, problema que generó la decisión del Presidente Pérez que decidió formar una estructura profesional, que no dependa del mundo político y que se dedique con constancia a resolver los problemas, y eso fue lo que pasó, estuvimos siete años un grupo de profesionales con reglas de mérito interno, con unos niveles de remuneración buenos, ya que en la medida en que fuimos mejorando el servicio, la gente pagaba mejor las tarifas, ya que la gente le molesta pagar por un mal servicio, pero lo hace con gusto cuando el servicio funciona con eficiencia, especialmente la gente de Caracas, ya que lo que más deseamos para vivir tranquilos, es que no haya problemas”.

Extraordinaria infraestructura

Recordó que el servicio de agua de Caracas tiene una infraestructura extraordinaria, de grandes tuberías, de grandes embalses, de enormes estaciones de bombeo, todo muy bien hecho y para que dure para siempre.

“Pero pasó que cuando usted no cuida lo que tiene, a pedir se queda, lo primero que pasó fue que comenzaron a sustituir gente competente a nivel técnico, por gente que eran activistas de partidos; también comenzaron a sustituir el personal en las posiciones técnicas, por oficiales de las Fuerzas Armadas, que fue otro error, porque a menos que esos oficiales hubieran estudiado en las universidades civiles, no tienen competencias para manejar cosas complicadas, ni el sistema eléctrico, ni las telecomunicaciones ni el agua, eso esta demostrado y si alguien tenía dudas, durante este gobierno hay evidencias de sobra, y humildemente yo no tengo memoria de ninguno de ellos que haya hecho una buena gestión, pero además nunca se escogió a los mejores, sino a los que eran más leales y obedientes; además, en general, la gente talentosa no es obediente, nosotros somos respondones, a nosotros nos formaron  para decir que no estamos de acuerdo cuando no lo estamos”.

Recordó que esto ocurrió en Edelca, en la Industria Petrolera, pasó en Hidrocapital y en Movilnet, colocando también como ejemplo El Metro de Caracas, donde trabajó en la directiva al lado del Ing. José González Lander, su primer presidente, señalando que para los caraqueños viajar en Metro era un gusto, la gente se sentía ciudadanos del primer mundo cuando estaba allí, el metro era puntual, silencioso, limpio, con ambiente musical, la gente se transformaba y el servicio era una maravilla, hasta que pusieron a un coronel de las FAV, señalando que este oficial conocía a los trenes en las estaciones, pero más nada, comenzando un proceso de deterioro hasta convertirse en el antro que es en estos momentos.

“Lo que quiero decir con esto es que en Caracas habíamos logrado tener unos servicios públicos de calidad, nosotros no estábamos pensando ya ni en agua, ni en luz eléctrica, ni en El Metro tampoco en Movilnet, pero este proceso de deterioro nos ha llevado a la situación actual, que es muy poco lo que a la gente le preocupa, yo estoy sufriendo con el problema del agua, y recientemente he visto unos cisternas chinos que han comprado y que están repartiendo agua en medio de la pandemia en los barrios, lo más me molesta de esto es que en vez de gastarse el dinero comprando estos cisternas, se hubiesen dedicado a reparar una línea de bombeo del Tuy II que están dañados. Hace 20 años, cuando entregamos el acueducto de Caracas a la señora Jacquelin Farías, suministraba 20.000 litros por segundo, en este momento el mismo acueducto que le entregamos esta suministrado 12.000 litros y hace como 5 que el sistema esta entregando menos”, asegura.

Advierte que esta situación puede resolverse, porque la infraestructura que se construyó inicialmente, la del Metro, Electrcidad de Caracas, la Hidrocapital, fue una de las cosas más extraordinarias que se han construido en el mundo, advirtiendo que para solucionar esta situación se rquiere gente competente, y de esto carece el gobierno.

Hizo referencia de nuevo al caso de los camiones cisternas, en los cuales se gastaron 30 millones de dólares, que no van a resolver el problema del agua porque el volumen de agua a servir es mínimo, pero si se hubiesen dedicado estos recursos a reparar una sola línea del sistema Tuy II, tendríamos 1.000 litros por segundos adicionales en la ciudad, esto es más de lo que estos camiones van a transportar a perpetuidad, además no haría falta ni chofer ni gasolina.

Señala que en el marco del Plan País se han analizado 24 sistemas de producción de agua en todo el país, que le dan agua a Maracaibo, a Barquisimeto, a Margarita.

-Nosotros hemos analizado lo que hay que hacer, desde el primer día, hasta el tercer año y al final de este tercer año podríamos tener sin problemas, no solo a la capital, sino a todas las ciudades del país operativos los servicios de agua”.

Admite que siempre ha sido un predicador, confiando en que un gobierno malo en alguno momento puede arrepentirse y convertirse en bueno, pero dice que en el caso venezolano esta muy desilusionado porque no hay ningún indicio o evidencia de que esto pueda ocurrir.

“Estos problemas se han venido agravando y esto gobierno, jamás le ha pedido consejo a nadie con el tema del agua, prefieren preguntarle a unos chinos ignorantes o a unos cubanos que no saben nada, en lugar de preguntar a los talentos venezolanos que somos muchos. Es evidente que para que los servicios públicos mejoren, tiene que haber un cambio político, debe haber una gente que haga las cosas en forma distinta, además la gente esta viendo este problema del agua con preocupación, porque si bien causa mucho malestar, también es un problema de salud pública y que además paraliza la economía, pero además para salir de este problema, necesitamos de la ayuda internacional y esta se de si se restablecen las garantías de un régimen democrático escogido electoralmente”.

Advierte que de las cosas que más rapidamente se pueden resolver con un gobierno nuevo de gente competente e inteligente, es el restablecimiento de los servicios públicos.

“Solamente piensen en la imagen de los venezolanos que comiencen a recibir en sus hogares agua todos los días, que se acabaron los apagones, es decir que antes de que la economía se recupere vamos a recuperar los servicios públicos y la gente va a notar en sus casas que el país comenzó a cambiar cuando tenga agua limpia y continua y se ponga fin a ese sufrimiento que tenemos permanentemente, que la gente se bañe cuando quiera, no cuando el gobierno le mande el agua; que pueda lavar la ropa de sus niños cuando quiera, que mas nunca se suspendan las clases en una escuela por falta de agua, y uno de los objetivos fundamentales de un nuevo gobierno, va a ser el restablecimiento de los servicios públicos, y yo tengo fe de que eso va a ocurrir”, dijo De Viana.

Entrevista realizada por Juan Bautista Salas y Juan Carlos Salas, en el programa “Los Salas” transmitido a través del Instagram de Fedecámaras Radio todos los días a las 9:00 de la mañana.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -