Escasez de gasolina podría afectar operatividad de funerarias y cementerios

Cabe destacar que algunos conductores han tenido que pagar en dólares la recarga del tanque

123
- Publicidad -

El presidente de la Asociación de Profesionales de la Industria Funeraria aseguró que aún no se ha confirmado que en las estaciones de servicio se le exija a los conductores de los carros fúnebres presentar al cadáver para poder suministrarle gasolina. Hasta el momento sólo se pide que las carrozas estén rotuladas y debidamente identificadas

La escasez de combustible que existe en Venezuela se ha venido exacerbando en los últimos meses, resultando afectados los múltiples sectores económicos que integran al país, incluso aquellos a los que, en el marco del decreto del estado de alarma por coronavirus, se les consideró como «sectores priorizados» dentro del plan de distribución de gasolina que anunció Tareck El Aissami, y con el cual se pretendía asegurar el suministro del fósil a los trabajadores de dichos sectores.

El vicepresidente del área económica de la administración de Nicolás Maduro dijo que con la prosecución de ese plan se lograría «garantizar la movilidad» del personal de la salud, una de las áreas priorizadas y dentro de la que se incluyen los servicios funerarios. Sin embargo, durante las últimas semanas algunas funerarias de diferentes estados han tenido que suspender sus actividades debido a que los carros fúnebres no tienen suficiente combustible.

- Publicidad -

Joel Urribarri, representante de la Cámara Nacional de Empresas Funerarias, Fábricas de Urnas y Afines (Canadefu), aseguró que pese a que se le dio a las gobernaciones y alcaldías una lista de las carrozas utilizadas para el transporte de difuntos, la cuota de gasolina asignada por parte de esos entes es insuficiente, pues existe una muy alta demanda de combustible en el sector.

«Se hace una lista y ellos van programando la carga de los servicios de gasolina. Están dando 30 litros por carroza. En Barquisimeto, Ibarren, está fluyendo con normalidad, pero eso no da abasto para la demanda que existe de gasolina. A veces hay una que otra funeraria que se queda sin combustible y tiene que acudir al mercado negro para poder comprar y surtirse.»

Urribarri señaló que los conductores de esas funerarias han podido llenar los tanques de gasolina de sus vehículos porque han pagado entre dos y tres dólares por litro. No obstante, no son todas las que pueden hacer lo mismo. Algunas han optado por pedirle a los familiares que lleven el combustible.

Con información de Runrunes.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -