Venezolanos en el extranjero se las juegan con los delivery

Foto: AFP
- Publicidad -

El Covid-19 ha trastocado la vida de los venezolanos fuera de sus fronteras. Las carencias, la falta de insumos médicos y deficiencia en servicios de agua, la gasolina y la comida, se ven llevaderas en comparación al pago de alquileres y servicios  fuera de las fronteras donde no existe la familia o vecino que presten una mano amiga ante un posible desalojo.

Suramérica es vista como la parte débil del continente americano. La economía no es del todo estable en países donde millones de venezolanos hacen vida, enfrentando las dificultades que trae la pandemia actual, reseñó diario 2001.

Sabrina Florez tiene dos años en Argentina. Comenta que el país se encuentra cumpliendo la cuarentena, y entre la comunidad venezolana se nota la angustia por la falta de ingresos para cubrir gastos.

- Publicidad -

De interés: “Sobreoferta de combustible a nivel mundial podría favorecer a Venezuela”

“Desde que comenzó la cuarentena solo dejan salir para comprar comida y medicamentos en establecimientos que estén cerca de casa. Cuando sales la policía está supervisando que la gente cumpla las medidas preventivas como usar guantes, tapabocas y gel. En cuanto a los trabajos muchos negocios están cerrados, los delivery que en su mayoría son de venezolanos, pueden circular y seguir trabajando con un permiso que se renueva semanalmente. Los que trabajan en blanco como es mi caso, seguimos esperando el pago por parte del empleador quien expone que no puede depositar a sus trabajadores hasta que encuentre una solución a este tema  y los que trabajan en negro sí que no reciben ningún tipo de garantía, con suerte cuando termine esto tendrán trabajo”.

En cuanto al pago de los alquileres y servicios, no existe una pausa en el cobro de alquileres y servicios.

“Lo único es que puedes acumular es tres meses de agua, luz, cable y teléfono pero igual debes pagarlos y en cuanto al alquiler las cuotas de aumento -que son trimestrales- las congelaron, pero todas deberán pagarse en octubre como un monto único”.

Cuenta que desde afuera “mantenemos a nuestras familia, las tasas de remesas son inestables y si no producimos no tenemos cómo hacer envíos de dinero a Venezuela” dijo Florez.

Lea además: BCV baja encaje legal a 93% de captaciones en moneda nacional 

Juan Arenas, quien se desempeña como delivery, comentó que “la cuarentena en Argentina ha sido acatada en la mayoría de la población en el caso de capital federal, que es donde vivo, la hemos afrontado positivamente, trabajo sin dependencia laboral, ofreciendo servicios de mensajería a través de aplicaciones móviles para que las personas desde su hogar puedan comprar lo que necesiten. De esta manera solventamos los pagos de servicios, alquiler y comida. Se buscan cumplir las normas de higiene para evitar contagios, además contamos con un permiso de circulación especial otorgado por el estado argentino para movilizarnos”.

Hay quienes deben procurar un mayor cuidado y administración por el hecho de tener hijos, como es el caso de Yubegry Aguilar, quien junto a su esposo Dager Pestana, se encuentra sin percibir ingresos y tienen tres niños.

“En nuestro caso estamos en casa el mayor tiempo posible, en lo que va de días de cuarentena solo hemos salido dos veces y a comprar comida. Los niños permanecen en casa, tratando de cuidarlos y cumpliendo con lo del lavado de manos con alcohol en gel y evitando estén en contacto con otras personas. En cuanto a cubrir el costo de alquiler, servicios y comida por este mes se puede hacer porque a Dager en el trabajo le pagaban su sueldo normal y yo también lo que había ganado tengo algo guardado pero para el otro mes ya se nos hace un poco más tedioso si no se empieza ya con las actividades. Sin embargo, el gobierno aquí dio tres mes para pagar los servicios, incluye también Internet y televisión por cable, no está exonerado como tal el pago, pero no lo cortan, pero ya depende de los gastos de cada quien  ver si lo pagan o lo dejan para después pero se van agrandado las deudas así”.

Con respecto al cuidado para prevenir un posible contagio Aguilar señaló que en una casa “sale una sola persona con tapabocas, se usa un solo par de zapatos y ropa para salir, al llegar se quita antes de entrar a la casa y se lava enseguida, los zapatos se dejan en la ventana”.

La zozobra por saber cómo realizar los pagos que se pueden acumular hasta tres meses, sin saber si su lugar de trabajo estará disponible una vez pase la crisis sanitaria es el principal creador de estrés de los venezolanos allá.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -