“Sobreoferta de combustible a nivel mundial podría favorecer a Venezuela”

En Venezuela se pasó de consumir 400 mil barriles diarios de gasolina por parte del mercado interno  a un máximo de 100 mil barriles diarios promedio para finales de 2019 e inicios de 2020, comentó el economista Francisco Monaldi

479
- Publicidad -

El racionamiento de gasolina registrado en las últimas semanas especialmente en Caracas, capital de Venezuela, atribuido a parte del conjunto de medidas que se toman para lograr un cumplimiento mayor de la cuarentena por la epidemia del Covid-19, tiene otras lecturas que no escapan al análisis de los expertos en la materia.

En los últimos años  en la industria petrolera nacional se decidió invertir los recursos limitados que se tenían en  mantener cierto nivel de producción e importar gasolina, pues la inversión en las refinerías era notablemente superior.  Con esta fórmula se pudo sobrellevar el impacto de la caída de los ingresos petroleros y luego de la agudización de las dificultades como resultado de las sanciones petroleras adoptadas a  partir de 2019 por parte de los Estados Unidos de América.

Lea además: BCV baja encaje legal a 93% de captaciones en moneda nacional 

- Publicidad -

En Venezuela se pasó de consumir 400 mil barriles diarios de gasolina por parte del mercado interno  a un máximo de 100 mil barriles diarios promedio para finales de 2019 e inicios de 2020, comentó el economista Francisco Monaldi, quien estima que en el marco de la contingencia por el Covid-19 este consumo puede estar ubicándose en 30 mil barriles diarios.

Los analistas coinciden que las autoridades estarían “rindiendo” los inventarios que quedan de combustible.

Ha trascendido que la italiana Eni envió un buque cargado de combustible para Venezuela y esta acción tendría su explicación en que la petrolera estaría cumpliendo con los compromisos ya establecidos por la rusa Rosfnet hasta el 20 de mayo.

Más allá de este cargamento puntual, Monaldi indicó que siempre en el mercado internacional “hay empresas que por grandes comisiones están dispuestas a vender a Venezuela más allá de las sanciones. Hay sobreoferta a nivel mundial”.

Otra de las opciones que maneja Venezuela para bajar la presión en el mercado interno de combustible es la reparación del convertidor catalítico de la refinería de El Palito, lo cual permitiría tener más holgura en esta materia.

Durante el 2019 los intercambios de petróleo por combustible  permitieron lograr cierta estabilidad y se lograron a través de las operaciones con los aliados porque en teoría el realizar estos intercambios no estaban “pechados con sanciones”; sin embargo este resultado no agradó a Estados Unidos,  por lo que sus autoridades llamaron la atención a los países involucrados en estas operaciones.

Monaldi señaló que debido a la fuerte caída internacional del mercado petrolero en este momento los ingresos de Venezuela no dependen de la flexibilización de las sanciones petroleras como plantean unos sectores, “pues las ventas por petróleo se cobran tres o cuatro meses después”; sin embrago el experto está de acuerdo con una flexibilización de sanciones financieras al menos durante la duración de la pandemia declarada por la Oganización Mundial de la Salud (OMS)

“Usar la emergencia del virus para decir que hay que levantar las sanciones no servirá para recibir recursos de inmediato, quizás se puedan usar fondos que están represados si se levantan algunas sanciones financieras”

También queda sobre el escenario observar cómo la empresa sustituta de Rosfnet para llevar la relaciones del estado Ruso con Venezuela, ayudará o no al país en los próximos meses.

Rusia controla el mayor volumen de reservas petroleras en Venezuela, luego del propio estado nacional.

Francisco Monaldi cree que en definitiva la salida de Rosfnet sí se fundamentó en el análisis del riesgo que significaba para la segunda petrolera del mundo el estar expuesta a sanciones.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

 

- Publicidad -