No quieren recibir billetes de 2 y 5 bolívares en Maracaibo

la banca pública y privada se mantiene un límite de de retiro de BsS 3 mil, mientras en otros casos es solo BsS 1.000. De esos retiros totales, montos que pueden llegar a los BsS 700 son entregados en billetes de BsS 2.

1512
- Publicidad -

El rechazado, el apartado, el excluido. El que entró en vigencia, apenas, en  agosto del año pasado y ya nadie acepta porque “hace bulto” ante una hiperinflación sin frenos o porque no se cotiza en el negocio ilícito de la venta del dinero en efectivo. Es el billete de 2 bolívares que pasó a mejor vida y detrás de él, el de BsS 5.

Todo esto mientras en la banca pública y privada se mantiene un límite de de retiro de BsS 3 mil, mientras en otros casos es solo BsS 1.000. De esos retiros totales, montos que pueden llegar a los BsS 700 son entregados en billetes de BsS 2, publica Panorama.com.ve.

Así fue cómo el marabino Bernardo González lo describió: “Yo miré al cajero y él me dijo que esto era lo que había. Será que los vuelvo a depositar”.
Montarse en el transporte público o en un camión 350 que hace sus veces, “es saber que no te van a aceptar los billetes de BsS 2 y en muchos tampoco reciben los de BsS 5. Te dicen que nadie se los acepta a ellos tampoco”, narró Mercedes Parra, del sector El Soler.

- Publicidad -

Por su parte, los choferes afirman que cuando van a comprar algún producto en mercados populares o municipales, les dicen “de esos no”, por lo cual, aseguran, han adoptado la medida de no aceptarlos como pago tampoco. “A mí los pasajeros me han pagado con billetes de BsS 2 y yo los he recibido, pero cuando les voy a dar el vuelto, se ponen a pelear, entonces yo también los rechazo”, indicó Michael Rincón, conductor de un autobús, de los pocos que todavía quedan en la ciudad.

Hasta los choferes de los buses marca Yutong de la línea Marina Norte dijeron hace dos semanas: “Ya no nos den billetes de BsS 2 porque no se monta”.

Es así como las denuncias llegan —en reacción en cadena— hasta los comercios informales o mesitas de Las Pulgas, La Curva de Molina, centro comercial San Felipe donde los buhoneros se rehúsan, incluso luego de las intervenciones y desalojos, a expender los productos a cambio de billetes de menor denominación que el de BsS 10.

Lea el trabajo completo en  Panorama.com.ve.

Noticias, tips, datos de interés los podrás encontrar a un click de distancia en nuestro canal de Telegram https://t.me/Descifrado

- Publicidad -