Habitantes de Machiques viven entre la escasez y el miedo

- Publicidad -

Bajo el cielo de Machiques, estado Zulia, una escena de reinante quietud se repite en los abastecimientos de comida. Al entrar al principal supermercado de la ciudad, el sombrío silencio se cuela entre la imagen de estantes vacíos, a la que tantos venezolanos dejaron de mostrarse asombrados.

No hay carne, los pedazos de queso están contados y solo algunos plátanos maduros figuran como los únicos productos disponibles para la venta. La situación parece discordante cuando a escasos kilómetros de ese establecimiento, cientos de hectáreas fueron sinónimo de producción y abundancia.

Ahora el panorama dista de aquel pasado. Hay miedo, hay temor en quienes trabajan la tierra y viven con la zozobra de ser los próximos fichados por las bandas organizadas, que desde mediados de 2017, han robado un aproximado de 5.000 cabezas de ganado.

- Publicidad -

«Somos nosotros en contra de una cantidad de gente armada, ¿cómo hacemos? No es fácil», dijo Dixon Paz, antiguo presidente de la Asociación de Ganaderos de Machiques (Gadema).

Con información de El Nacional.

- Publicidad -