La hiperinflación galopa al ritmo de los bonos populistas

1268
- Publicidad -

Caracas.- Desde diciembre del 2017, el presidente Nicolás Maduro ha estado anunciando bonos para sus seguidores, a través del Carnet de la Patria. De acuerdo a cifras expresadas por el mandatario, 15 millones de venezolanos ya poseen el mencionado carnet, que en la práctica es un documento discrecional de distribución de beneficios.

De acuerdo a la información recogida en las cadenas presidenciales, el gobierno ha inyectado una liquidez monetaria de Bs. 16.450.000.000.000 (aproximadamente 66 millones de dólares a precio del mercado paralelo y casi cinco mil millones de dólares a la tasa actual de DICOM) por vía carnet de la Patria. En el siguiente cuadro puede verse el detalle de los bonos emitidos por el gobierno en sólo dos meses:

- Publicidad -

Mientras tanto, el resto de la población que no vende su ciudadanía a la esclavitud populista (al menos 20 millones de personas que no reciben bonos ni comida) debe soportar una hiperinflación asfixiante, que de acuerdo al Inflaciómetro de CEDICE alcanzó en diciembre la tasa de 105,69%, informó el Observatorio del Gasto Público del Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (CEDICE Libertad)

Cabe destacar, que las medidas populistas de inyección de liquidez han ido acompañadas de fuertes controles a las empresas, obligándolas a producir por debajo del costo de las materias primas y el costo laboral, lo que exacerba la caída de la oferta, a la vez que dispara el crecimiento de la demanda de bienes y servicios, creando las condiciones para que la hiperinflación venezolana supere otros casos históricos desastrosos.

El gobierno constantemente se excusa de no otorgar divisas a las empresas productoras de alimentos y medicinas por las sanciones económicas que les impuso Estados Unidos, sin embargo expande el gasto público en el equivalente a 5000 millones de dólares en transferencias directas a sus seguidores, siendo ése el monto aproximado que requiere la industria de alimentos para importar materias primas y ponerse operativa.

Esta emisión de bonos a la tasa DICOM, equivale a la mitad de las reservas internacionales que supuestamente tiene el Banco Central, lo que sin duda revela que la inyección de dinero actual no tiene respaldo en divisas y generará una hiperinflación sin precedentes en la historia económica de nuestro país.

Lea también:

El triángulo perverso carnet de la patria-bolsaclap-voto

Rodríguez: Se ha llegado a un consenso sobre las garantías electorales

Oposición se tomará “unas horas” para definir si hay acuerdo con el Gobierno

- Publicidad -