Restringen acceso a las entidades bancarias por la falta de efectivo

Desde ayer en los bancos de Vargas solo permiten el acceso a 10 clientes por turno para resguardar la integridad de trabajadores e infraestructuras.

1128
- Publicidad -

Por temor a que se formen alborotos dentro de las entidades bancarias, gerentes decidieron tomar algunas medidas de seguridad nunca antes aplicadas. Están restringiendo el acceso a solo 10 clientes por turno para resguardar la integridad de trabajadores e infraestructuras, lo que ha generado molestias entre pensionados y usuarios regulares.

Explicaron que estas acciones se deben a los pocos despachos de remesas, pues para nadie es un secreto que desde que regularon las cantidades de retiro por taquillas y cajeros automáticos, los camiones registran retrasos hasta de tres días, según reseña el diario La Verdad.

“Las remesas están fallando; sin embargo, cumplimos con nuestra clientela, aunque a veces no llenemos sus expectativas. Nosotros recibimos instrucciones de la sede central”, comentó la Gerente del Mercantil en Maiquetía.

- Publicidad -

Apuntó que el martes no recibieron giros. “Comenzamos la mañana entregando Bs. 100 mil porque nos quedaban billetes del día anterior, al final de la tarde solo se dieron Bs. 10 mil. El temor de todos los trabajadores es que los clientes estén en cola y al enterarse de que no hay dinero se molesten y causen destrozos”.

Esta medida también fue emulada por el banco Provincial de La Guaira, donde dejaban pasar solo cinco clientes por turno. Ayer tampoco recibieron el camión. “Eso nos permite tener un control de la cantidad de usuarios dentro de la sucursal y también conocer el límite del dinero. Nos sentimos más tranquilos y trabajamos más cómodos”, señaló un cajero.

“Ellos solo están cumpliendo con su trabajo y no tienen la culpa de que no les llegue el dinero en la mañana para hacer las transacciones. Son muy pocos los que vienen a depositar, la mayoría solo quiere tener efectivo para pagar las cajas y el pasaje”, expresó  Raquel Salazar, quien tuvo que esperar al menos dos horas para entrar al Mercantil.

- Publicidad -