Producción de petróleo venezolano ha caído mientras los precios suben

1279
- Publicidad -

Denuncias que datan de varios años sobre corrupción y mala administración en Pdvsa han sido desestimadas por las autoridades venezolanas como «una campaña de desprestigio contra la revolución». Sin embargo, desde el último tercio del año pasado otro gallo canta. Por primera vez el Gobierno admite que existe un problema severo, si bien la culpa, para variar, es adjudicada a «saboteadores infiltrados y el imperio». De hecho, el presidente de la estatal, Manuel Quevedo, usó la expresión «crisis financiera» para referirse a la situación.

En ese sentido, pudiera resultar un alivio el hecho de que el petróleo venezolano haya venido subiendo a paso lento pero casi ininterrumpido desde finales de 2016. La semana pasada cruzó la barrera de los 60 dólares por barril, cosa que no ocurría en años. Un precio más alto en teoría significaría mayores recursos para invertir divisas en el desarrollo de la compañía.

A finales de agosto, el barril de petróleo venezolano se cotizaba a alrededor de 45 dólares. Un mes después había subido a 48; hacia el cierre de octubre, a 51.

- Publicidad -

Sin embargo, hay un problema: mientras tanto la producción de petróleo ha estado en caída libre. Según los datos remitidos por Pdvsa a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en agosto el bombeo de crudo nacional alcanzó un promedio de 2.100.000 barriles diarios. Un mes después cayó a 2.085.000. En octubre fue de 1.955.000. En tres meses hubo una caída de 6,90%.

En términos absolutos, el declive es más dramático considerando las fuentes secundarias de la OPEP. Según ellas, en realidad en agosto Pdvsa produjo 1.936.000 barriles diarios como promedio; en septiembre, 1.907.000; y en octubre, 1.863.000. En este caso, el descenso trimestral fue de 3,77%. Estos son los niveles de producción más bajos desde la década de 1980, cuando la nómina de Pdvsa era muchísimo menor que la actual. Cabe acotar que de acuerdo con estas fuentes, el promedio de todo el año 2016 fue de 2.154.000 barriles diarios, mientras que en 2015 fue de 2.319.000.

Quevedo, que también es ministro de Energía y Petróleo, manifestó ayer que habían logrado revertir la tendencia negativa y elevado la producción a 1.900.000 de barriles diarios y que este año llegarían a 2.400.000. Sin embargo, esta meta es considerablemente menor a la esbozada por Chávez para 2019: unos 6 millones de barriles diarios.

Especialistas como Francisco Monaldi son escépticos sobre el anuncio de Quevedo. Vía Twitter, el economista y profesor en varias universidades de Estados Unidos dijo que prevé que más bien este año el desempeño caiga por debajo de 1.600.000 barriles diarios. Este panorama no es nada alentador, incluso si los precios siguen subiendo. Además, por los momentos buena parte de los ingresos de Pdvsa pudiera estar comprometido, no en el desarrollo de la propia compañía, sino en el pago de deudas y en gastos de las políticas sociales del Ejecutivo.

 

- Publicidad -