Alertan que 2018 estará marcado por la conflictividad sino se da prioridad a la ayuda humanitaria

Para el diputado Carlos Paparoni el dinero que reciben las personas producto de su esfuerzo y su trabajo no es suficiente para comprar alimentos "que un cartón de huevos en diciembre haya alcanzado la barrera de los 240 mil bolívares no es que las gallinas estén en guerra económica, es que no hay alimento animal”

2220
AFP PHOTO / FEDERICO PARRA
- Publicidad -

El año 2017 culmina en medio de protestas de toda índole, en al menos 13 estados del país, reavivando la conflictividad social que había mermado luego de los episodios suscitados entre abril y agosto de 2017. En la última semana de diciembre pequeñas pero múltiples manifestaciones se han registrado en zonas populares tanto de Caracas como de otras ciudades principalmente por el alto costo de los alimentos, pero muchas de ellas activadas concretamente porque los habitantes de dichos sectores no habían recibido los perniles que el gobierno prometió a través de su programa de venta de alimentos a precios subsidiados mejor conocido como los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

De interés: Econoanalítica: Inflación de diciembre cierra en 81 % y la acumulada en el año es de al menos 2.735 %

- Publicidad -

Gobierno colombiano autorizó el paso de 50 toneladas de pernil a Venezuela

Pese a esas declaraciones gubernamentales donde desde Nicolás Maduro hasta Freddy Bernal han acusado al «sabotaje internacional» por los problemas en la importación de alimentos el diputado a la Asamblea Nacional, Carlos Paparoni, quien maneja un registro de las protestas de los últimos días del año, aseguró que este ha sido el diciembre con más conflicto social en los últimos 25 años lo que nos da una idea general de cómo iniciará el 2018.

AFP PHOTO / FEDERICO PARRA

“Cuando estás a las puertas de un año tan complejo nos ha impresionado que diciembre, siendo un mes históricamente muy tranquilo, se hayan registrado los índices de protesta que tenemos hasta ahora. A través de un seguimiento diario que hemos realizado podemos decir que más de 100 protestas se han realizado en los últimos días previos al 2018 donde la motivación principal ha sido la comida, y en más de 63 de ellas los ciudadanos exigen principalmente las cajas del Clap, y los perniles”.

Explica que estos últimos episodios sin duda van a agravar la crisis que se está viendo actualmente.

“Por primera vez el hambre pasó a ser el marcador de molestia social con el tema de las protestas, aunque en 2016 se registraron saqueos pero eran situaciones un poco más aisladas. Este último mes del año 2017 vemos que no son protestas con tinte político; realmente las personas no tienen que comer. Recordemos que 2017 ha sido un año donde 9 de cada 10 venezolanos han perdido entre 5 y 20 kilos de peso, además de haber tenido cifras alarmantes de niños que han muerto a causa de la desnutrición. El gobierno continúa usando el hambre como un arma de control social. El dinero que reciben las personas producto de su esfuerzo y su trabajo no es suficiente para comprar alimentos, es decir, que un cartón de huevos en diciembre haya alcanzado la barrera de los 240 mil bolívares no es que las gallinas estén en guerra económica, es que no hay alimento animal”, destacó.

“Los aumentos de salario no alcanzan para comer. Con un ingreso mensual los ciudadanos no pudieron comprar dos panes de jamón, mucho menos hacer hallacas, y eso es algo muy difícil. Además si la tendencia sigue en alza podemos hablar que en enero un cartón de huevos costará entre 260 y 270 mil bolívares, casi más de la mitad de un salario mínimo integral”.

AFP PHOTO / FEDERICO PARRA

Para Paparoni los índices de producción en el país están por debajo del 20 % situación que complica el escenario actual de cara al próximo año.

“Actualmente tenemos una producción de los principales rubros de consumo por debajo del 20 %. Además si el Gobierno decidiera tapar ese déficit con importaciones necesitaría unos 1400 millones de dólares mensuales, con los cuales claramente no cuenta en estos momentos, principalmente por los pagos de deuda que ha venido realizando en los últimos meses”.

Pernil no iba a llegar desde Portugal

En cuanto al tema del pernil el diputado declaró que actualmente no existía ninguna contratación con el gobierno portugués en la materia.

“Es importante destacar que Venezuela actualmente no posee ningún convenio con ninguna empresa portuguesa para la venta del pernil así que no sé como el pernil podría haber venido desde Portugal, situación que ha ratificado el propio gobierno portugués. Y con las principales empresas portuguesas que puedan tener ese número de perniles no poseen una contratación con el gobierno venezolano”.

Incertidumbre

Paparoni destaca que estamos a las puertas de un 2018 insospechado donde el gobierno se niega a la ayuda humanitaria y donde no se cuenta con los insumos para poder sembrar y ofrecer una verdadera solución a la crisis.

“Lamentablemente los meses de enero, febrero y marzo de 2018 serán marcados por muchos conflictos si aquí no se le da prioridad a la ayuda en materia humanitaria. Ya para enero nos estaríamos consumiendo la última parte de los inventarios existentes de maíz blanco, un producto importante de nuestra dieta, y a esto se le suma el conflicto que pueda generar la falta de liquidez para acceder a otros mercados que permitan la importación de alimentos; además a todo esto se le suma la inflación galopante”.

Más información: El naufragio económico de Venezuela, entre los principales acontecimientos del año 2017

BCV mantiene dos años sin indicadores de INPC e inflación

@rafarias86

- Publicidad -