Subsidio del agua en Venezuela: Un trampolín al desabastecimiento

182
- Publicidad -

A lo largo de los últimos años los venezolanos se han enfrentado a continuas fallas en el servicio del agua potable y ante ello, muchos se preguntan ¿por qué?

Expertos explican que, en líneas generales, el suministro del vital líquido en el país se ve afectado por la falta de mantenimiento, las fallas en los sistemas de bombeo, las continuas fugas de la red de acueducto y la no inversión en el sistema hidrológico/hidráulico  de la nación.

Cabe destacar que las 19 hidrológicas que existen a nivel nacional sufren problemas de sostenibilidad económica. Especialistas en el área explican dicha cuestión como una consecuencia en el subsidio del servicio por parte del Estado venezolano, lo que impide cubrir los costos operativos de las centrales. 

El ínfimo valor del metro cúbico 

- Publicidad -

En Venezuela el costo del metro cúbito de agua es de 0000003,74 dólares, a una tasa de cambio de Bs.3.015.766 según lo establecido por el Banco Central de Venezuela. Ello equivale a tan solo 11,30 bolívares. 

Comprar dicho precio con otros países de Latinoamérica posiciona al servicio venezolano como el más bajo de la región, dado que la mayoría ronda entre los 0,059 y 0,37 centavos de dólar por metro cúbico.

Ante este panorama, los expertos apuntan que sería ideal un incremento en las tarifas para garantizar ingresos acordes a las necesidades operativas de las hidrológicas. 

Inversión y recuperación

Norberto Bausson, exvicepresidente de Operación y Mantenimiento de Hidrocapital, puntualizó que con poca inversión y con un proyecto a mediano plazo, se puede recuperar el servicio de agua potable.

Por su parte, el también exvicepresidente de Hidrocapital, José María de Viana, resaltó que las hidrológicas deben tener la potestad de establecer tarifas que cubran sus costos de operatividad y de esa forma garantizar un servicio de calidad al venezolano.

Fuentes de agua potable

Según datos cuantificados por el Observatorio Venezolano de Servicios Públicos (OVSP), desde mediados de 2019 el servicio de agua potable en el país es calificado como negativo por más de 65% de la población.

Una muestra de ello es que para septiembre de 2019, la compra de agua embotellada para suplir la falla del servicio superó al 50% de los encuestados a nacional; siendo la urbe con mayor posicionamiento de este indicador, Valencia con el 63%.

Asimismo, en el 2019, la compra de agua embotellada se ubicó en 28,4% a nivel nacional y la de camiones cisterna en 23,7%. Para el primer semestre de 2020 la compra de agua embotellada se fue de 22,9% a nivel nacional y 18,5% el pago de agua por camiones cisterna.

Búsqueda de alternativas

La falta de agua en las tuberías venezolanas es una constante para muchos hogares. Ante este panorama la ciudadanía busca otras opciones para surtirse del vital líquido.

El OVSP puntualizó que los métodos más utilizados son:

  • Recoger agua en casa de vecinos, familiares o amigos.
  • Pozos, manantiales o ríos.
  • Tuberías rotas en la calle.
  • Lugares de trabajo.

Sumado a ello, se estableció que el 26,7% de los encuestados deben caminar de 50 a 100 metros para buscar el agua, otro 28,8% movilizarse hasta 1000 metros y un 34% debe recorrer hasta un kilómetro para recargar agua y llevarla a sus hogares.

Almacenamiento de agua

Las fallas continuas en el servicio de agua empujaron al venezolano a buscar alternativas para el almacenamiento de agua.

Laura, un ama de casa de 46 años señaló que ella usa botellones porque “son 20 litros por cada uno y les puedo poner su tapa para evitar que les entre animales”. Destacó que eligió esta opción porque los tanques son mucho más costosos y le resultó más fácil gastar $5 varios meses seguidos en los botellones.

Por su parte, Manuel, un pensionado de 72 años relató que él usa ollas y tobos para almacenar el agua. “Lo que recibo de la pensión no me da ni para comer ¿Cómo puedo comprar algo más para recoger el agua cuando llega? Uso lo que tengo a la mano”.

El costo de un tobo oscila entre los $3 y $5. Un botellón puede ser adquirido desde los $3,5 hasta los $6, dependiendo del comercio. Por su parte, un tanque de agua cilíndrico cuesta $55 y $65 el tanque cónico cuya capacidad es de 1200 litros.

Cabe destacar que pese a que la moneda de uso oficial es el bolívar, los precios de estos productos de almacenaje son en dólares y aunque pagar al cambio es una posibilidad, los comerciantes destacan que prefieren las divisas porque los bolívares se devalúan muy rápido.

Por otra parte, surtir un botellón de agua en un centro de llenado cuesta entre los  Bs.3.000.000 y Bs.4.000.000.

Salario

Actualmente el salario mínimo es de 7.000.000 de bolívares, lo que se calcula en poco más de $2. Si bien es cierto que muchos trabajadores cuentan que en sus empleos les dan un bono que ronda entre los $10 y $20, esto sigue resultando insuficiente para cubrir las necesidades básicas.

Los expertos señalan que una recuperación del servicio hidrológico del país debe venir de la mano con una política económica que permita recuperar el poder adquisitivo del venezolano y de esa forma dar el verdadero valor a los servicios.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -