Fallas en los servicios públicos limita la operatividad de los sectores productivos

38
- Publicidad -

Falta de combustible, bajas ventas y producción, fallas en los servicios básicos y pocos días para laborar por la imposición del esquema 7+7, son los factores que golpearon a las empresas e industrias durante el primer mes del año 2021 y frenó la activación económica en al menos 50%.

De acuerdo a Eldi Montero, presidente de la Cámara de Comercio en Lara, en el mes de enero solamente pudo reactivarse un 50% del sector, debido principalmente a los pocos días que tenían habilitados para laborar bajo el esquema 7+7. «Iniciamos el 4 de enero y ya el 11 entró la semana radical, los días de flexibilización en enero fueron muy pocos» dijo.

Montero explicó que enero dio un duro golpe a los comerciantes quienes han tenido que manejar diversas dificultades como la precariedad de los servicios públicos, hasta un bajón en las ventas producto del bajo poder adquisitivo del venezolano.

- Publicidad -

Señaló que el transporte público también afecta mucho al sector, ya que hay trabajadores que no pueden llegar a sus puestos de trabajo, lo que a su vez contribuye con que los comercios no puedan reactivarse por completo o trabajen en horarios reducidos.

Las cifras de operatividad del sector industrial también están en rojo. Una encuesta flash que realizó la Cámara de Industriales de Lara reveló una paralización del 41% de empresas e industrias en lo que va de 2021. Para Giorgio Reni, presidente de la Cámara, esas estadísticas causan preocupación para el arranque de los sectores económicos.

Reni explicó que la escasez del gasoil que empezó a agudizarse en el mes de enero, los cortes de energía eléctrica que a pesar que no son tan prolongados aun se registran, así como el esquema 7+7 fueron algunos de los principales motivos para que el sector industrial no arrancara en su capacidad total y los siga golpeando cada día.

Explica que si bien es cierto que la idea es evitar la propagación del Covid-19, los sectores económicos son importantes para que el país siga su rumbo y no es posible que deban trabajar dos semanas al mes, (aquellos que no son priorizados), sumándole todas las restricciones y limitaciones a las que se presentan por la situación país.

En el caso de sector agroindustrial, la principal traba es la falta del combustible porque deben paralizar maquinarias, procesos e incluso hasta traslados. Eso trajo como consecuencia que un 24% del sistema económico en el municipio Torres no ha podido arrancar.

Otro de los problemas que los tienen golpeado tanto al sector comercial como industrial es el cobro de los servicios básicos, pues comentan que no hay tarifas para cada uno y pretender cobrarle unas de hace dos o tres años atrás, que no se ajustan a la realidad porque hoy el sector labora, produce y trabaja menos.

Continuar leyendo en La Prensa de Lara.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -