La Prensa del Táchira: Es una falacia regresar a clases ante precarias condiciones, denuncian docentes y representantes

Consideran que el Gobierno nacional está desconectado de la realidad, pues los docentes no cuentan con la capacidad para acudir a las instituciones a impartir actividades, ante la falta de un salario justo que les permita vivir dignamente.

107
- Publicidad -

Gremio de docente en el estado Táchira, rechazó la medida del presidente Nicolás Maduro de clases semipresenciales en las semanas de flexibilización, sosteniendo que no cuentan con los implementos de bioseguridad y combustible a costo subsidiado para su movilización.

Catalogan el retorno a clases  como una falacia ya que no existen las mínimas condiciones para un retorno sin garantías de combustible  y sin las mínimas medidas de seguridad. 

Para el miembro del Colegio de Licenciados en la región, Gustavo Velazco, dijo que para esto se lleve a cabo, deben existir condiciones, entre ellas, el cumplimiento de las medidas de bioseguridad por parte de los educadores y estudiantes.

- Publicidad -

Un túnel de desinfección en la entrada en los planteles educativos, entrega de mascarillas, alcohol, caretas, termómetros digitales, son parte de los implementos que deben ser entregados a los docentes, personal obrero y administrativo para que puedan trabajar de forma segura.

«Si no llega un litro de cloro para limpiar una escuela durante el año escolar, mucho menos va llegar estos elementos para que podamos trabajar, por lo que es una irresponsabilidad de Maduro que las clases puedan iniciar con medidas de bioseguridad» apuntó.

Dijo que el Gobierno nacional está desconectado de la realidad, pues los docentes no cuentan con la capacidad para acudir a las instituciones a impartir actividades, ante la falta de un salario justo que les permita vivir dignamente.

El presidente de la Federación Venezolana de Maestros -FVM- Táchira, Ildemaro Useche indicó que la propuesta de volver es inviable, ya que la infraestructura educativa sigue deteriorase, donde muchas escuelas, los baños funcionan a media máquina, no cuentan con de agua y otros servicios.

«Si la OMS y la OPS insisten en que los requisitos básicos para evitar el contagio son haber distanciamiento y no aglomeraciones, pues el llamado a clases semipresenciales va en contra de las normas y además, coloca en riesgo la salud de los docentes, niños, padres y representantes» expresó Useche.

La falta de combustible accesible es otra limitante, «porque si un maestro no tiene como pagar un pasaje para llegar a la escuela, mucho menos va tener más de 20 dólares para llenar el tanque de sus vehículos y así poder movilizarse» apuntó.

Recordó que en medio de la pandemia, los profesionales de la educación tuvieron que migrar a otras actividades para poder sobrevivir a la crisis económica.

Con información La Prensa del Táchira

- Publicidad -