UE y Reino Unido cierran el acuerdo comercial para la relación post Brexit

111
- Publicidad -

Tras casi 10 meses de negociación contra el reloj y apenas una semana antes de que finalice el periodo de transición que empezó con la salida de Reino Unido de la UE, Bruselas y Londres han cerrado este jueves el acuerdo técnico que debería definir su relación comercial y política futura a partir del 1 de enero.

En plena cuenta atrás, cuando de verdad el tiempo se acababa, los negociadores británicos y europeos han cerrado un complejísimo texto legal, de cientos de páginas, que define las condiciones para las relaciones entre Reino Unido y la Unión Europea cuando éste abandone definitivamente el mercado único y la unión aduanera el próximo 31 de diciembre.

Poco antes de las 16.00 horas, tras una noche en vena y mucha especulación salió el humo blanco de la chimenea.

- Publicidad -

Lea también: Laser Airlines anuncia que activará los vuelos desde Caracas-Cancún-Caracas

«Este acuerdo permite el inicio de una nueva relación entre el Reino Unido y la UE y algo que siempre hemos querido: una relación comercial y económica próspera entre un Reino Unido soberano y nuestros socios y amigos europeos. Para el pueblo británico, el acuerdo cumple los objetivos del referéndum de 2016 y las elecciones de 2019, y traerá importantes beneficios. Proporciona continuidad tanto para las economías del Reino Unido como de la UE al apoyar a las empresas en ambos lados del Canal para que continúen una relación comercial estrecha y profunda, respetando plenamente la soberanía del Reino Unido y la autonomía regulatoria de la UE», ha afirmado un portavoz del Gobierno británico. «Este acuerdo garantiza una liberalización arancelaria del 100%. Hoy hemos acordado un sistema cuota cero-cero con la UE, el primero que se hace así y que garantiza que los inversores y proveedores de servicios no se enfrentarán a restricciones de acceso al mercado o a barreras discriminatorias al comercio cuando operen o atiendan a clientes con sede en la UE».

El acuerdo, eso sí, es por ahora sólo técnico. Ha sido supervisado políticamente por todos los afectados, pero el beneplácito de Michel Barnier y de David Frost debe recibir ahora el respaldo de todas las capitales y los parlamentos, el británico y el europeo. «Para nuestros ciudadanos y empresas, un acuerdo integral con nuestro vecino, amigo y aliado es el mejor resultado. Durante los últimos años, la UE ha mostrado unidad y determinación en sus negociaciones y continuaremos manteniendo la misma unidad . Ha sido un desafío enorme, pero el proceso no ha terminado. Ha llegado el momento de que el Consejo y el Parlamento Europeo analicen el acuerdo alcanzado a nivel de negociadores antes de dar luz verde», ha afirmado el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

El acuerdo no es perfecto, no satisfacer a todos, pero se ha concluido en 10 meses, cuando en condiciones normales un desafío de este calado habría llevado años. Por no hablar de las dificultades adicionales generadas por la pandemia. Es, aunque sorprenda, un Brexit duro, porque implica la separación del Mercado Único y de la Unión Aduanera, aunque no haya tarifas. El Gobierno británico lo está celebrando, pero Von der Leyen y Barnier, compartiendo tono, han coincidido al señalar que no sienten alegría ni felicidad, sino sólo «alivio». Porque se ha evitado el desastre, o casi se ha evitado. «Lo que llamamos principio es a menudo el final. Terminar es comenzar, y el final es por donde comenzamos», ha añadido Von der Leyen citando con pesar a T.S. Elliot.

Lea la nota completa de EL MUNDO aquí

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -