Guaidó sobre Venezuela: es hora de revisar las sanciones internacionales

720
- Publicidad -

CARACAS, Venezuela – El líder de la oposición, Juan Guaidó, ha prometido permanecer en Venezuela y presionar para que se ponga fin al gobierno del presidente Nicolás Maduro a pesar de las amenazas, mientras trabaja con las administraciones del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, y otros líderes mundiales para revisar las sanciones destinadas a forzar un Transferencia de poder.

“Debemos revisar estos mecanismos a nivel internacional para ejercer presión sobre esta dictadura y encontrar una solución”, dijo Guaidó. «Tenemos que utilizar las herramientas a nuestra disposición para detener esta violación de los derechos humanos».

Guaidó habló con The Associated Press el miércoles en la casa de Caracas que comparte con su esposa y su hija de 3 años. Es un momento clave para la oposición que lidera con el respaldo de Estados Unidos y decenas de naciones.

- Publicidad -

Lea además: «La dolarización llegó para quedarse, incrementándose la desigualdad social de cara al próximo año»

Su coalición boicoteó las elecciones al Congreso el domingo por considerarlas fraudulentas, entregando la Asamblea Nacional a Maduro, la única rama del gobierno que había estado fuera del control del líder socialista. Guaidó había utilizado su posición como jefe del organismo para reclamar poderes presidenciales, desafiando a Maduro.

La coalición de Guaidó también está realizando su propio referéndum que culmina el sábado. Pide a los venezolanos en el país y en el extranjero que digan si desean poner fin al gobierno de Maduro y celebrar nuevas elecciones presidenciales y legislativas.

“El régimen de Maduro quiere aniquilar cualquier forma de democracia alternativa”, dijo Guaidó.

Maduro, sin embargo, celebró la victoria en las elecciones más recientes reclamando el control de la Asamblea Nacional, mientras que su alianza política ganó con una participación de solo el 30% de los votantes registrados. Eso es menos de la mitad de la participación en las elecciones de 2015, que le dieron el control a la oposición.

Maduro dijo que recuperar la Asamblea Nacional lo ayudará a poner fin a la violencia liderada por la oposición en las calles de Venezuela fomentada por Guaidó, así como a desviar las aplastantes sanciones internacionales.

Hace casi dos años, Guaidó, de 37 años, ascendió a la presidencia de la Asamblea Nacional, prometiendo derrocar a Maduro, celebrar nuevas elecciones y poner fin a la crisis de la que huyen 5 millones de venezolanos. Llamó a Maduro ilegítimo después de las elecciones de 2018 a las que muchas naciones renunciaron como una farsa porque a los oponentes más populares se les prohibió postularse.

Guaidó dijo que no detendrá su lucha el 5 de enero, cuando finalice su mandato en la Asamblea Nacional y asuman los legisladores leales a Maduro. Se queda en Venezuela, a pesar de que los aliados de Maduro dicen que usarán la legislatura recién ganada como un vehículo para castigar a la oposición.

“Una cosa que puedo garantizar es que me quedaré en Caracas”, dijo Guaidó. “Si esta dictadura quiere venir por mí, lo puede hacer en cualquier momento. Eso no nos ha detenido antes y no nos detendrá ahora «.

Más bien, a partir de enero, Guaidó y su coalición de legisladores opositores operarán bajo el concepto de “continuidad constitucional”, aunque reconoció que el mecanismo no está completamente definido.

Dijo que están preparados para improvisar. Desde enero de 2020, las fuerzas de seguridad de Maduro habían bloqueado a los legisladores de su salón legislativo en el centro de Caracas, y la pandemia de coronavirus los obligó a realizar sus sesiones en línea.

Guaidó se negó a decir si se ha puesto en contacto con la administración entrante de Biden, pero dijo que es necesario revisar las sanciones financieras de Estados Unidos y el apoyo de los líderes mundiales. Hasta ahora no han sacado a Maduro del poder.

Estados Unidos ha golpeado a Maduro y a docenas de sus aliados políticos con sanciones financieras personales. También sancionó a la petrolera venezolana PDVSA, diseñada para estrangular a Maduro de sus ganancias. Pero Guaidó dijo que es hora de revisar las sanciones, que no han obligado a Maduro a salir.

“El mal viaja a una velocidad mucho más rápida que los contrapesos de la democracia y la burocracia del mundo”, dijo.

Luis Vicente León, presidente de la firma de encuestas Datanalisis, con sede en Caracas, dijo que Guaidó sigue siendo relevante a nivel internacional, ya que decenas de países lo reconocen como el líder legítimo.

“Juan Guaidó, a pesar de eso, también enfrenta una montaña de desafíos, cada día más difícil, más duro y peligroso para él”, dijo León. «El primero es el tiempo».

Por Fabiola SÁnchez y Scott Smith | AP

Tomado de Washingtonpost.com

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -