Familias venezolanas tendrán una Navidad inédita y sacrificada

Rosalía Hernández, jubilada de PDVSA recuerda con nostalgia el tamaño de la cesta navideña que recibía cada año como regalo de parte de la empresa y que le solucionaba en gran medida la elaboración de la cena en navidad y año nuevo.

170
- Publicidad -

Esta navidad será inédita para muchos venezolanos. Algunas familias desde ya tratan de diseñar un menú para noche buena ajustados al presupuesto real de un trabajador y tomando en cuenta una economía con una dolarización de facto.

El plato navideño resulta en estos momentos algo imposible de costear, dado el alto precio en el que se encuentran los ingredientes para la elaboración de la hallaca, la ensalada de gallina no se queda atrás al igual que el pernil y el pan de jamón.

Maria Antonia Colina es falconiana y asegura que en Navidad para elaboración de las hallacas se pudiera gastar entre 30 y 50 millones de bolívares pues los productos se encuentran dolarizados, mientras que para la ensalada de gallina no bajará de los 6 millones. El Pan de jamón ya tiene una tarifa 7 o 8 millones de bolívares mientras que para la preparación del pernil se necesitará no menos de 15 millones de bolívares.   

- Publicidad -

No deje de leer: Venezuela al Dia: Navidades en pandemia: Ingredientes de las hallacas por los cielos a causa del repunte del dólar

“En lugar del plato navideño lo que se podrá cocinar para el compartir en familia será un pasticho que cuando mucho tendrá un costo de 10 millones de bolívares”, dijo.

En la sierra falconiana de donde es oriunda Colina los precios son más elevados que en Caracas y a todo ese costo se le debe sumar la falta de gas doméstico para cocinar.   

Por su parte Rosalía Hernández, jubilada de PDVSA y quien habita en la urbanización Santa Rosa de Lima en Caracas recuerda con nostalgia el tamaño de la cesta navideña que recibía cada año y que le solucionaba en gran medida la elaboración de la cena en navidad y año nuevo por la variedad de productos que les obsequiaba la industria a sus trabajadores, así como la variedad de vinos, ponche crema entre otras bebidas.

“Hoy a penas recibo una mísera pensión que ni alcanza para comprar un kilo de harina de maíz precocida. Este año tampoco comeremos hallacas, pero le pedimos mucho a Dios nos de buena salud porque si nos enfermamos, seguro que no lo contamos”, dijo.

María Beltrán, trabaja en casa de familia y asegura que lleva ya 4 meses reuniendo los ingredientes para hacer al menos 30 hallacas y disfrutar con sus dos hijos la cena navideña. “Ya pude comprar la harina de maíz precocida en 500 mil bolívares cada kilo, una lata de aceitunas enteras por 2 dólares en el mercado de Catia;  400 gramos de Alcaparra por 700 mil, un rollo de pabilo por 500 mil, 300 gramos de pasitas por un millón de bolívares y Dos kilos de pechuga por 2 millones 700 mil bolívares.

“ Aún me falta la carne, el pernil, las hojas y los aliños, ingredientes que espero comprar con mi aguinaldo. Una cena de navidad es lo único que podre regalarle a mis hijos, por eso me esfuerzo mucho y trato que la plata me rinda”, señaló.

Para completar la cena Beltrán confía que al igual que en otros años sus empleadores le obsequien  el Pan de jamón y en lugar de pernil preparará un asado negro, cuyo costo será mucho más accesible para su bolsillo.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -