Remesas siguen presentes en la economía venezolana pese a la crisis

No obstante, las mismas han bajado considerablemente por el virus del covid-19

175
remesas
- Publicidad -

Expertos en finanzas señalan que la reapertura en otros países ante la pandemia obliga a los inmigrantes restablecer ingresos y ahorros. Afirman que los vaivenes del dólar no afectan de manera considerable a las remesas. A pesar de esto, la suma de estos dos factores no han parado los envíos de remesas en la cuarentena.

El economista Leonardo Buniak indicó que a pesar de  la reapertura que se dio en varios países en medio de la pandemia, “no hay manera de saber si mejoró el flujo de las remesas porque son estadísticas que no manejamos. Es posible que ocurra pero no hay estadísticas aún porque la apertura ocurrió en julio”.

Comentó que con respecto a los empleos, el venezolano está muy afectado en el exterior. “En EEUU el 57% de los empleos son para los afroamericanos y latinoamericanos, y en los latinoamericanos están incluidos los venezolanos”.

- Publicidad -

El economista Luís Oliveros señaló que más allá de la apertura que ha ocurrido en otros países, “la mayoría de los inmigrantes trabajan en lugares donde tal vez la apertura no ha sido tan grande y el reinicio de actividades es lento. Aunque empiecen a trabajar, los inmigrantes deben empezar a hacer su flujo de ahorro otra vez, que seguramente lo gastaron en la primera parte de la pandemia”.

Indicó que “Creo que esas 100 mil personas que se devolvieron al país en su gran mayoría no eran generadoras de remesas. No creo que tuvieran  suficiente holgura para mandar remesas a Venezuela, así que no veo que sean tan importantes en el tema de las remesas”.

Con respecto al posible efecto de los vaivenes del dólar en las ayudas, precisó que “las remesas son en divisas, la gente manda divisas o las cambia a la tasa del día, así que eso no debería tener ningún impacto”.

Oliveros sostuvo que “las remesas en 2019 fueron de $2 mil millones y el PIB estaba en $40 mil millones, estamos hablando de cerca de 5% del PIB. Este año se espera una caída importante del PIB, creo que caerá mucho y las remesas caerán más, así que su peso en el PIB debería disminuir, aunque sigue teniendo un peso importante”.

Oliveros señaló que los envíos de cajas desde Miami no se imponen tanto sobre las remesas. “Mucha gente manda cosas para Venezuela, lo hacían más cuando había escasez. Ahorita el problema en el país no es la escasez, en los supermercados se consiguen las cosas, el problema es que la gente no lo pude pagar porque el precio es elevado”.

Añadió que “los puerta a puerta aún son importantes, siguen viniendo cajas y muchas cosas pero no por escasez, por otras razones Tal vez la gente prefiere mandar la caja que la plata. Creo que en este momento la gente agradece más que manden el dinero a que manden una caja”.

En relación a las transferencias de las remesas por zelle y otras plataformas que supuestamente estaban amenazadas, aclaró que “ciertamente un banco eliminó el zelle para varios clientes en Venezuela”.

Añadió que “tal vez la pandemia generó que por la necesidad de muchas personas otros bancos no tomaron la misma medida, pero esa amenaza está latente. Hay bancos que pueden tomar esa decisión en cualquier momento, lo que afectaría a muchos venezolanos”.

Acotó que “hay que ver cómo se desenvuelve el tema de las remesas porque hay peligro de que las cosas puedan empeorarpor una segunda ola de Covid-19 y tal vez vengan cierres que impactarán en el envío de remesas”.

Habla la gente. Diana Buitrago indicó que recibe remesa de su hermana que se encuentra en Perú. “Ella sigue mandando lo mismo, no ha cesado a pesar de que todo estaba cerrado, buscó varios trabajos extra para tener dinero y mandar, como vender ropa”.

Aseguró que “no lo manda por una agencia como antes. Lo hace con un intermediario, una persona que tiene familia aquí en Venezuela con disponibilidad de bolívares. En Perú ella le entrega los pesos al intermediario y aquí nos entregan los bolívares”.

Buitrago aseguró que su hermana “envía $20 a la semana que antes alcanzaba para pañales, leche y galletas del bebé, ahorita eso solo alcanza para pañales y la leche por efecto de los vaivenes del dólar”.

“Aparte mandaba $30 para comida y lo tuvo que subir a $50. Antes mandaba una caja, pero con la frontera cerrada no se puede mandar nada de eso”, amplió.

Andreina Cárdenas indicó que recibe dinero “pero no por remesa.Tengo cuenta en el exterior y ahí me depositan los familiares que tengo fuera”.

Agregó que también recibe dinero a través “de un tercero que me deposita, él recibe los dólares y me deposita en bolívares”.

Señaló que “el dinero llega a tiempo porque no hay intermediación de una empresa de remesas, es una transferencia y es rápido. Me mandan cuando se puede”.

Añadió que los vaivenes del dólar “han afectado porque todo está más caro y rinde menos”.

Relató que antes le enviaban una caja mensual, “de 50 kilos y por barco, por la pandemia eso se suspendió”.

Rita Vargas vive en EEUU y mensualmente le envía dinero a su mamá en bolívares a Venezuela. “Cada cuatro meses le envío una caja con comida. A mí no me afecta el aumento del dólar ni los precios en Venezuela. Los dólares que tiene mi mamá los guarda para una emergencia”.

“A mi mamá y a mi suegra si les conviene la caja mayamera porque les mando comida enlatada y cosas duraderas. La caja tarda dos semanas en llegar a Venezuela y una más para que se las entreguen”, aseguró.

Agregó que “le envío 90 pastillas para la tensión, con $30 se puede comprar eso, las vitaminas, probióticos eso me sale barato porque yo gano en dólares. En Venezuela la gente hace el cambio del bolívar al dólar y comparan los precios. Aquí no hay inflación, es de centavos”.

Aseguró que los vaivenes del dólar afectan al que vive en Venezuela. “A mi mamá no le puedo mandar dólares, en papel moneda norteamericano, porque cuando le deposito a mi mamá automáticamente se transfiere en bolívares”.

Detalló que “si una amiga que tiene dólares y necesita vitaminas, me las encarga, le digo cuánto costó y ella le da ese monto en billetes norteamericanos a mi mamá”.

Cifra. 75% de las remesas vienen de EEUU, otras vienen de República Dominicana, Panamá, España y otros países de América Latina. En promedio $300 cuestan los víveres para una caja y el envío por barco $45

Tomada de 2001.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -