La ONU insta por no abandonar a los migrantes venezolanos por la pandemia

A pesar de la paralización de los Estados, está crisis continúa y amerita atención

280
- Publicidad -

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) han pedido este miércoles «no perder de vista» las necesidades de los refugiados e inmigrantes venezolanos, a pesar de la crisis sanitaria a la que se enfrentan los países de acogida por la pandemia de coronavirus.

«En un momento en que la atención mundial se centra en el Covid-19, y a medida que los gobiernos y las comunidades, en especial los trabajadores de la salud, se unen heroicamente para combatir este virus, no debemos perder de vista las necesidades de los millones de refugiados y migrantes venezolanos», ha dicho el representante conjunto de ACNUR y OIM para el éxodo venezolano, Eduardo Stein.

Stein ha explicado que, aunque «el Covid-19 ha paralizado muchos aspectos de la vida», «las implicaciones humanitarias de esta crisis no han cesado», por lo que la «acción coordinada» es «más necesaria que nunca».

- Publicidad -

Además, ha subrayado que «la emergencia mundial de salud pública ha agravado la ya difícil situación de muchas personas refugiadas y migrantes de Venezuela y de sus comunidades de acogida.

«Muchos dependen de ingresos insuficientes para cubrir necesidades básicas como vivienda, alimentación y atención médica; otros no tienen un techo sobre sus cabezas; y, con el creciente temor a disturbios sociales, los refugiados y migrantes de Venezuela también corren riesgo de ser estigmatizados», ha señalado.

Hasta ahora, «los gobiernos de la región han estado liderando la respuesta para garantizar que aquellos que salen de Venezuela puedan acceder a derechos y documentación, pero en la medida que las capacidades nacionales se ven saturadas hasta un punto crítico, el bienestar y la seguridad de los venezolanos y sus comunidades de acogida están cada vez más en riesgo».

Así las cosas, «millones de refugiados y migrantes, y las comunidades que los acogen, continúan necesitando apoyo urgente, particularmente a medida que el impacto económico de la pandemia del coronavirus comienza a sentirse en América Latina y el Caribe».

En respuesta, la Plataforma Regional de Coordinación Interagencial está implementando una serie de actividades de prevención en los principales lugares donde se alojan los migrantes venezolanos para garantizar que «puedan acceder adecuadamente a información, agua potable, jabón y al tratamiento adecuado de residuos».

FALTA DE FONDOS

ACNUR y OIM han lamentado que, desde su creación en noviembre de 2019, la Plataforma Regional ha recibido menos del tres por ciento de los fondos solicitados, «lo que podría poner en riesgo la continuidad de los programas de asistencia en toda América Latina y el Caribe».

«Instamos a la comunidad internacional a aumentar su apoyo a los programas humanitarios, de protección e integración de los que dependen la vida y el bienestar de millones de personas, incluidas las comunidades de acogida», ha dicho Stein.

Cerca de cinco millones de personas han salido de Venezuela en los últimos años para escapar de la crisis política, económica y humanitaria que sufre el país. Aunque el cierre de fronteras por el coronavirus ha disminuido los flujos migratorios, los expertos advierten de que mientras la crisis continúe sus habitantes seguirán huyendo.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -