El BCE rebaja previsiones económicas por el coronavirus

Asimismo, la institución admitió que la situación es peor de lo estimado

327
REUTERS/Alex Grimm (GERMANY)/File Photo
- Publicidad -

El Banco Central Europeo (BCE) ha revisado a la baja sus previsiones de crecimiento e inflación para la zona euro en los próximos años para incorporar el impacto del coronavirus sobre la actividad del bloque del euro, aunque la presidenta de la entidad, Christine Lagarde, ha reconocido durante la rueda de prensa posterior a la reunión del Consejo de Gobierno de la entidad que estos pronósticos han quedado obsoletos por la rápida propagación de la enfermedad, que se ha convertido en pandemia.

Las últimas proyecciones del BCE para el PIB de la eurozona contemplan un crecimiento del 0,8% en 2020 y del 1,3% en 2021, lo que implica una «notable revisión a la baja» para este año respecto al pronóstico del pasado mes de diciembre y un ligero empeoramiento para el próximo año, mientras que para 2022 la entidad anticipa una expansión del 1,4% .

«Los riesgos que rodean las perspectivas de crecimiento de la zona del euro se inclinan claramente a la baja», ha afirmado Lagarde, para quien, además de los riesgos previamente identificados relacionados con factores geopolíticos, el proteccionismo y las vulnerabilidades en mercados emergentes, la propagación del coronavirus «agrega una fuente nueva y sustancial de riesgo a la baja a las perspectivas».

- Publicidad -

En cuanto a la evolución de los precios, el BCE prevé una inflación del 1,1% en 2020 y del 1,4% en 2021, que se acelerará al 1,6% en 2020, cuando la tasa de inflación aún continuaría por debajo del objetivo de estabilidad del banco central.

En este sentido, Lagarde ha apuntado que, además de la incertidumbre vinculada al coronavirus, las recientes caídas en el mercado petrolero suponen un «significativo riesgo a la baja».

«Las economías de la eurozona se están enfrentando a un shock», ha advertido Lagarde, para quien todo dependerá de la rapidez, fuerza y colaboración de todos los actores, especialmente de los fiscales».

«Los gobiernos y demás instituciones políticas deben tomar medidas oportunas y específicas para abordar el desafío de salud pública de contener la propagación del coronavirus y mitigar su impacto económico. En particular, se requiere una respuesta de política fiscal ambiciosa y coordinada para apoyar a las empresas y los trabajadores en riesgo», ha reclamado Lagarde.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -