#DescifrandoElMercado: Entérese cuántos salarios mínimos necesita una fémina para mantener su apariencia

Olivia Mendoza, encargada de una peluquería en Sabana Grande sostiene que el trabajo de las peluquerías  se ha visto desplazados por la informalidad, con precios muy por debajo de los precios que ofrecen los establecimientos formales.

- Publicidad -

La mujer venezolana se ha caracterizado por su coquetería y por mantener una buena apariencia, especialmente si trabaja fuera del hogar, sin embargo, ante la fuerte crisis económica que existe en el país y el deprimido salario mínimo que percibe un trabajador venezolano se hace muy difícil mantener el patrón de la moda.

Durante un recorrido realizado por el equipo de Descifrado por diferentes peluquerías y spas del área metropolitana de Caracas se pudo constatar los elevados precios de los servicios que estos establecimientos ofrecen.

Olivia Mendoza, encargada de una peluquería en el boulevard de Sabana Grande destacó que en la actualidad los clientes acuden solo por los servicios básicos como el corte de cabello y por ello cada vez son menos las peluqueras que prestan sus servicios.

- Publicidad -

Entérese. Persisten fallas eléctricas en varias zonas de Caracas y del interior del país

“Las peluquerías ya no son tan concurridas y es que solo un corte de cabello ronda los 200 mil bolívares, mientras que lavado y secado alcanza los 180 mil bolívares adicional.  La aplicación de un tinte tiene un costo de 300 mil bolívares sin el producto”, dijo.

Sostiene que hace cinco años la peluquería contaba con 12 personas dedicadas al estilismo, y se atendía por turno. En lo que va de año la capacidad se les ha disminuido más de un 50%. “Hoy solo trabajan tres peluqueras y dos manicuristas y a diario si se atienen a 5 personas es mucho.

Mendoza sostiene que el trabajo de las peluquerías  se ha visto desplazados por la informalidad, pues en cualquier calle o debajo de árbol mata se coloca un peluquero a ofrecer sus servicios muy por debajo de los precios que ofrecen los establecimientos formales.

En San Martín la situación es similar pero en el caso del manicure y pedicure,  los precios de estos se incrementaron de manera exagerada.

No deje de leer: Pipol Pay se convierte en la nueva opción de pagos digitales en dólares

Enervis Soto, manicurista explica que los altos precios en los servicios obedece fundamentalmente al incremento de los precios de los insumos tales como el removedor de esmaltes, pinturas de uñas, cremas y limas, así como los instrumentos corta uñas, cortacutículas, entre otros.

“Hacerse las manos y los pies con un estilo sencillo tienen un costo de 500 mil bolívares, si las uñas que se desean son pinceladas, alcanza los 800 mil bolívares y si son acrílicas o de gel, con pedrería el precios supera en estos momentos el millón de bolívares”, expresó.

Pese a la crisis las mujeres venezolanas no pierden su glamour y muchas se autoarreglan y hacen uso de la plancha para mantener la buena imagen que las caracteriza.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -