Guaidó desde Brasil: «No podemos permitir que un pequeño grupo quiera apoderarse de los recursos de un pueblo»

Tras el encuentro con Bolsonaro, tiene previsto hacer una visita a la sede del Parlamento, donde será recibido por las autoridades de la Cámara de Diputados y del Senado

1558
- Publicidad -

El jefe del Parlamento venezolano, Juan Guaidó, reconocido como presidente del país por unos 50 Gobiernos, entre ellos el brasileño, fue recibido este jueves por el mandatario Jair Bolsonaro en el Palacio de Planalto, sede del Ejecutivo.

Ese encuentro ha sido considerado por las autoridades brasileñas como “personal” y ocurre después de una reunión de trabajo “oficial” que el “presidente legítimo y encargado” de Venezuela, como lo reconoce Brasil, tuvo con el canciller Ernesto Araújo.

Antes de ser recibido por el ministro, Guaidó participó en un encuentro con decenas de embajadores de países que, así como Brasil, le reconocen como presidente de Venezuela desde que, el mes pasado, la Asamblea Nacional declaró “usurpador” del poder al gobernante Nicolás Maduro.

- Publicidad -

Ambos mandatarios ofrecieron declaraciones a los medios donde el presidente de Brasil enfatizó: «Haremos por ustedes todo los que sea posible desde Brasil, porque nos interesa una Venezuela libre y próspera… A la izquierda le gustan tanto los pobres que terminó convirtiendo a los venezolanos en ellos. Nosotros queremos y apoyamos todas las resoluciones que lleven a la democracia y la libertad».

Por su parte, el presidente encargado Juan Guaidó dijo: «La única vuelta atrás para los venezolanos, es la vuelta a casa. Nuestra ruta es constitucional… Brasil puede contar pronto con una Venezuela próspera… Seguiremos luchando no solo por el ingreso de la ayuda humanitaria, sino también por la libertad en Venezuela y por atender a los desposeídos».

Agregó que el dilema en Venezuela es entre democracia y dictadura, entre la miseria, muertes por hambre y regresar el camino a la prosperidad. Se refirió a la masacre de los indígenas en el estado Bolívar diciendo: «No se puede vivir en paz cuando masacran a indígenas en Santa Elena de Uairén».

También habló de que la democracia está en juego y «no podemos permitir que un pequeño grupo quiera apoderarse de la verdad o los recursos de un pueblo. Agradecemos el respaldo a los acopios de la ayuda humanitaria de Venezuela». Aseguró que la lucha es por elecciones libres. «Queremos poder vivir en paz. Queremos que ingresen los alimentos», acotó Guaidó.

Tras el encuentro con Bolsonaro, tiene previsto hacer una visita a la sede del Parlamento, donde será recibido por las autoridades de la Cámara de Diputados y del Senado.

Guaidó a Brasilia esta madrugada, procedente de Bogotá, a bordo de un avión de la Fuerza Aérea Colombiana, tras salir de su país por tierra hacia Colombia el pasado viernes.

Su salida desafío una prohibición de salida del país dictada por la Justicia, que justificó esa decisión en una investigación que se relaciona con su proclamación como presidente interino, el pasado 23 de enero.

Los representantes de Guaidó en Brasil aún no han precisado hasta cuándo permanecerá en el país ni si tiene previsto regresar desde la capital brasileña a Caracas.

Aunque el propio Guaidó ha dicho que piensa volver a su país esta misma semana, la Asamblea Nacional le ha autorizado a estar fuera de Venezuela por un lapso mayor de cinco días, por lo que su viaje se pudiera prolongar e incluir visitas a otros líderes suramericanos.

Brasil es miembro del Grupo de Lima, foro de países americanos que exige la salida de Maduro y que este lunes celebró una reunión en Bogotá, con presencia de Guaidó, en la que se comprometió a seguir trabajando por la “redemocratización” de Venezuela.

 

- Publicidad -