Ganaderos venezolanos ganan cuatro veces menos que los de Colombia

Señalan que la retención de reses dificulta el abastecimiento de centros

2392
- Publicidad -

Caracas.- La crisis económica del país afecta a los productores del campo al punto que los lleva a generar ingresos por debajo de lo que lo hacen sus pares  en el mercado internacional.

“La estructura de costos no se adapta a la realidad. Ganamos tres o cuatro veces menos que un productor de Colombia”, resaltó Carlos Albornoz, presidente saliente de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), durante un programa de televisión transmitido este miércoles.

El líder gremial destacó que el precio real del kilogramo de carne, según su estructura de costos, es de aproximadamente 1.730.000 bolívares. Sin embargo, este precio se desvirtúa gracias a la extensa cadena de distribución que cambia por completo estos márgenes y los dejan muy por debajo de lo que debería, explicó.

- Publicidad -

Fedenaga celebró este miércoles su 54º Asamblea Anual donde fue juramentada la nueva junta directiva que estará al frente del organismo gremial para el período 2018-2020.

Sobre el tema, el nuevo presidente del organismo, Armando Chacín, recalcó que estos costos se inflan debido a la dependencia de las importaciones. Un 97% de los insumos utilizados para producir en el campo se adquieren del extranjero, y el acceso a los dólares protegidos es ficticio, por lo que dependen del dólar no oficial para adquirir las materias primas que necesitan.

Los gremialistas aseveraron que se encuentran unidos con la Confederación de Asociación de Productores Agropecuarios (Fedeagro) para aportar a la producción en el campo. Sin embargo, resienten la falta de colaboración por parte del Gobierno.

“Hemos mantenido puertas abiertas para la conversación”, manifestó Chacín antes de acotar que no ha existido voluntad para un diálogo serio.

“Necesitamos que entiendan que los ganaderos no somos un problema, sino la solución a la crisis que vive la población venezolana”, agregó.

Retención de reses dificulta abastecimiento de centros

Desde la 54°asamblea anual de Fedenaga se pidieron nuevos mecanismos legales para estabilizar el mercado y se presentó un balance sobre la extracción de ganado del país y de la retención ilegal de las reses.

Carlo Albornoz, al referirse a la retención ilegal de reses señaló que “esa no es la mejor forma de hacer llegar los alimentos a los grandes centros de consumo”, pues se ve afectada toda la cadena de intermediarios que con la inflación que antes tenían para comprar 10 reses y hoy compran con el mismo dinero solo media res, igual le sucede a los carniceros al haber menos ganado, los consumidores también tienen menos carne”.

Por su parte,  el nuevo presidente de Fedenaga habló sobre la recuperación del campo venezolano para vencer la guerra al hambre. “Esos son lineamientos muy viables, tenemos las herramientas, los profesionales y la tierra, pero nos hace falta los mejores componentes del gobierno para que podamos idear políticas que incentiven y que se conviertan en salarios tangibles de primer mundo”.

 

- Publicidad -