Gobierno forzó a consejos comunales a entregar comida a cambio de votos

Vecinos aseguraron que oficialistas iban casa por casa conminando a sufragar e ir a registrarse en los puntos rojos, lo que muchos rechazaron

2705
- Publicidad -

El mes anterior a las elecciones presidenciales del domingo fue de mucha presión para los miembros de los consejos comunales, debido a la orden del gobierno de que debían condicionar al voto oficialista a la entrega de las bolsas y cajas de comida distribuidos por los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, aseguraron dirigentes comunitarios.

Las fuentes, que solicitaron no mencionar sus nombres, informaron que la instrucción era alcanzar el 1×10 de cada beneficiario de los CLAP. “Me volvían loca todos los días llamándome para averiguar si había conseguido que los vecinos cumplieran la orden”, dijo una encargada de un edificio en el centro de Caracas, según reseña un trabajo publicado en El Nacional.

Otra representante refirió que en las residencias a su cargo, en una parroquia del norte de la capital,  la mayoría de los residentes son ancianos solos: “Les respeté su decisión de no participar en las presidenciales. Es un crimen negar los alimentos a estas personas, a quienes su pensión no les alcanza para comprar medicinas”.

- Publicidad -

Un responsable de entregar los alimentos en la avenida Fuerzas Armadas contó: “La instrucción era que debía conocer el candidato por el que votarían en cada apartamento. Me insistieron bastante en que debía saber si iban a votar, pues estaban muy preocupados por la abstención”.

Residentes de Simón Rodríguez y Pinto Salinas denunciaron que antes de las elecciones los dirigentes de los consejos comunales y del PSUV les preguntaban constantemente si sufragarían. “El domingo la cosa ya fue amenaza. Nos dijeron que o íbamos al centro de votación o nos quitaban la caja”, afirmó un vecino.

Ambas comunidades ya pagaron las cajas y las bolsas CLAP, por lo que la entrega debe ser en los próximos días. “Si no las traen, saldremos a protestar porque esa comida no me la están regalando ni es un favor del gobierno”, aseveró un habitante de la zona.

En la misma situación de espera están los residentes de La Quebradita porque la semana anterior a los comicios presidenciales, cancelaron el monto de los alimentos,

Pero en muchas zonas de la Gran Caracas el reparto se hizo con un máximo de 15 días previos a las elecciones. “Las tres últimas cajas vinieron puntualmente cada mes y seguro que fue porque había elecciones en puertas, vamos a ver si cumplen a partir de ahora que ganaron”, expresó un residente.

En las Minas de Baruta, estado Miranda, los militantes del oficialismo fueron casa por casa a conminar a la gente ir votar. “Me dijeron que si votaba por Nicolás Maduro me daban un bono de 10 millones de bolívares y si no lo hacía me iban a quitar la bolsa. Les contesté que no quería esa plata, que no iba a votar porque lo que quiero es que ese señor se vaya”, narró una habitante.

El 23 de Enero, Catia y Propatria también fueron blanco de la campaña intimidante oficialista para obtener votos a favor de Maduro. Una señora de la tercera edad señaló: “De manera grosera un tipo del punto rojo me preguntó si había votado. No le contesté, lo dejé con la palabra en la boca”.

Futuro incierto.  Los dirigentes comunales manifestaron su preocupación sobre la puntualidad en las entregas futuras. “En los días previos a las elecciones se repartieron muchas cajas a gente que no está censada y tememos que no queden suficientes para repartir de ahora en adelante”.

El decomiso de las autoridades de Colombia de más de 20.000 cajas CLAP la semana pasada, porque los alimentos no eran aptos para el consumo humano, también encendió las alarmas en algunos miembros de los consejos comunales. “Si la comida está vencida o con larvas y gorgojos a quienes van a reclamar, y con razón, es a nosotros”, dijo un miembro del consejo.

- Publicidad -