Reflejar precios en bolívares soberanos implica más gastos

“La reconversión genera trabajo extra. Representa una dificultad y es volver adaptarse al cambio”, dijo la encargada de una tienda"

4426
- Publicidad -

Encargados y vendedores de comercios consideran que colocar etiquetas a partir del 1° de mayo a los productos con los precios tanto en bolívares como en bolívares soberanos, como lo exigió el gobierno, acarrea un gasto innecesario para los negocios que apenas logran mantenerse ante la crisis económica que atraviesa el país.

“Uno tiene que colocar etiquetas nuevas con bolívares y bolívares soberanos. Eso significa que debemos gastar en ese material, que seguramente habrá que remover cuando se comience a implementar el nuevo cono monetario. Es un gasto que veo innecesario con las cosas como están”, afirmó la encargada de una tienda en el Millenium Mall,según reseña El Nacional. 

Destacó que al momento en que entre en vigencia el nuevo cono también deberán pagar a un técnico para que ajuste la caja y los puntos de venta.

- Publicidad -

En otra tienda  una vendedora contó que desde el martes colocaron los precios impresos en bolívares soberanos. “Ahorita lo hicimos de esa manera por el decreto. Después supongo que se tendrán que reflejar oficialmente con los menús, lo cual es un gasto extra para la empresa”, dijo.

“La reconversión también genera trabajo extra. Tienes que estar muy pendiente al momento de la contabilidad, de no equivocarse con algún número de más o menos. Representa una dificultad y es volver adaptarse al cambio”, señaló la encargada de otro comercio.

En un supermercado de La Carlota los productos también muestran los precios en ambos bolívares. La subgerente expresó que no ve como beneficio el cambio del cono monetario: “Todo el tema de la reconversión es un desastre. Uno está colocando las etiquetas porque es una imposición y además para que los clientes se vayan acostumbrando. Seguramente cuando se acerque la fecha tendremos que llamar a servicio técnico para que también adecue las máquinas y los puntos de venta con base en la nueva modalidad”.

Una consumidora que se encontraba en el lugar opinó: “No me parece buena idea quitarle los tres ceros a la moneda. Uno se va a confundir con eso. Costó adaptarse al cono que implementaron hace años y ahora quieren volver atrás”.

Insuficiente. Consumidores y comerciantes coinciden en que el aumento salarial del lunes pasado, no representa ningún cambio o mejora en el poder adquisitivo y la calidad de vida del venezolano.

“Ese aumento no es nada. Un kilogramo de carne te sale en millón y medio de bolívares y el kilo de pollo también está por las nubes. Yo con ese sueldo no hago nada, dependo de otros trabajos para poder mantener a mi familia”, aseguró un cliente en un supermercado.

La encargada de una tienda en el Millenium dijo que los incrementos salariales han traído consigo la reducción de personal. “Acá éramos cuatro vendedoras y dos depositarios. Ahora somos solo dos vendedoras que nos debemos encargar de cubrir todo lo que antes hacían seis personas”, expresó

- Publicidad -