Trabajadores de Alunasa apelan a la solidaridad para comer tras cese operativo de la estatal

2678
- Publicidad -

Luego de la suspensión laboral que sufrieron 232 trabajadores de la estatal venezolana Alunasa, ubicada en Costa Rica, los empleados apelaron a la solidaridad de la comunidad de Esparza, en donde está ubicada la industria del aluminio, para conformar 110 mercados para los afectados desde el 27 de marzo, cuando la empresa notificó la medida de cese de operaciones de forma verbal.

«Con esto llevamos alivio a muchos compañeros que siguen sin salario por la suspensión temporal que la empresa tiene en trámite», informó un trabajador, que prefirió mantener su nombre en reserva por temor a represalias.

La colecta fue realizada el jueves 19 de abril, cuando los trabajadores dispusieron un toldo frente a un supermercado de la comunidad a lo largo del día. La actividad contó con el aval de las autoridades municipales y estuvo liderada por los representantes sindicales de la Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), que recién formó un capítulo local en Alunasa a raíz del conflicto y el intento de traspasar los activos de la empresa a un fideicomiso, como advirtió el Ministerio del Trabajo de Costa Rica.

- Publicidad -

Este domingo 22 de abril realizarán con el mismo objetivo una feria artesanal en el parque frente a la Iglesia Católica de Esparza, en donde ofertarán comida.

Dirigentes sindicales explicaron, según reseñan medios locales, que los trabajadores se encuentran suspendidos sin salarios, y aunque unos han conseguido alternativas laborales momentáneas, «hay quienes lamentablemente no han conseguido nada y les está costando mucho más llevar comida a sus hijos, comprarles medicinas o pagar recibos, préstamos, etc». Por ello, «apelan al buen corazón de los vecinos que quieran colaborar con quiénes más lo están necesitando».

La empresa atribuyó el cese de las operaciones a la falta de materia prima, que tradicionalmente provee la estatal Venalum -ubicada en Ciudad Guayana, al sur de Venezuela- con un intenso retroceso operativo desde hace meses.

Hasta 2014, Alunasa acumulaba cuatro años consecutivos con resultados financieros positivos. En 2015, a la par de un descenso en la tasa de uso de 74 a 67%, registró Bs 104 millones en pérdidas, de acuerdo con lo reflejado en el último balance anual que los ministerios venezolanos dieron a conocer. Fue el primer año de gestión de Noel Martínez, a quien apodan Guasipati.

Con información del Correo del Caroní.

- Publicidad -