Schémel: Urge cambiar la política cambiaria dogmática y trasnochada

El constituyente adelantó que se está planteando una flexibilización de los controles, revisión de las expropiaciones, rediseños de las política cambiaria, monetaria y fiscal.

1886
- Publicidad -

El constituyente por el sector empresarial Oscar Schémel, integrante de la Comisión Económica de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC), aseguró que tras muchas discusiones y antagonismos, en los próximos días se anunciarán medidas en respuesta a la crítica problemática del país,  y «la apertura racional a la inversión privada nacional e internacional”, afirmó en un programa de Unión Radio.  

Según precisó, esas propuestas han originado fuertes debates sobre todo con otros sectores que piensan que solo la guerra económica y el imperialismo son los culpables de la crisis y, en específico de los altos niveles de inflación. “La responsabilidad de la Constituyente es contribuir como foro a definir una agenda de respuestas y soluciones a los temas económicos”.

Aseguró que en los próximos días la ANC ofrecerá un menú de respuestas en temas como la inflación, desabastecimiento, recuperación del crecimiento y de la producción y apertura a la inversión.

- Publicidad -

“No se puede definir una política de precios sin definir las causas de la altísima inflación, no puedes aprobar una ley de promoción de inversiones extranjeras sino defines la política cambiaria, ningún inversionista privado va a venir a traer sus dólares a la tasa de cambio oficial que está a años luz de la del mercado”, apuntó.

Considera que «la actual política cambiaria dogmática y trasnochada no ha resuelto la grave situación económica del país. Ha fracasado, hay que cambiarla, revisarla, repensarla, replantearla, pero no insistir en el mismo error. El debate no es fácil, hay muchos izquierdistas trasnochados”.

“Tenemos experiencias de economías exitosas dentro de nuestros aliados: Nicaragua, Bolivia, Ecuador, son procesos económicos exitosos desde la izquierda (…) Seguramente terminan apostando por el mercado, no podemos negar que somos una economía de mercado, hay que gestionar con el mercado, no para el  mercado, ni contra el mercado, pero hay que tener pragmatismo económico».

- Publicidad -