¡Acercándose a cero! Vea cuánto cayó la producción de la industria gráfica venezolana entre enero y julio

1561
- Publicidad -

Gremio ha recibido del Dicom una ínfima parte de las divisas que requiere

La industria gráfica venezolana opera a apenas 15% de su capacidad, informó de el director ejecutivo de la Asociación de Industriales de Artes Gráficas de Venezuela, (AIAG), Edgar Fiols. En los primeros siete meses de 2017, la caída en la producción del sector ha sido de 88%.

Esta debacle fundamentalmente a tres razones: la sequía de divisas, la disminución progresiva de la demanda interna (en lo que a estuches, cajas, etiquetas, impresos comerciales, facturas, cheques, etc. se refiere) y el encarecimiento continuo de los costos laborales, por los aumentos inconsultos del salario mínimo decretados por el Gobierno.

- Publicidad -

Las empresas afiliadas a la AIAG, explicó Fiols, han recibido en los últimos tres meses apenas 1.100.000 dólares del sistema de Divisas Complementarias (Dicom). Ello a pesar de que el gremio estima que necesitan 190 millones de dólares anuales. Padecen por lo tanto la falta de papel, cartón, tintas, planchas litográficas y demás materias primas imprescindibles para el proceso de impresión. Por lo menos 85% de estos insumos es importado.

«Al problema de la falta de divisas, debemos sumar que la demanda de nuestros clientes naturales ha venido disminuyendo de manera progresiva, como consecuencia de la recesión económica que atraviesa el país. Nuestros productos van a formar parte de otros bienes fabricados por las demás cadenas productivas, como las de alimentos, de medicinas, pde roductos para el cuidado personal y del hogar, etc. Dichas cadenas también están en recesión, por lo que los pedidos de cajas, etiquetas, facturas, envoltorios, y demás se han visto muy disminuidos», explicó Fiols.

Agregó que si a este panorama se le agrega el aumento significativo de los costos laborales, «se entiende por qué la producción y el empleo gráficos generados están tan afectados».

AIAG exhorta a buscar una política económica que fortalezca la producción nacional, «como única posibilidad de recuperar la senda del progreso». «En términos prácticos, urge la implementación de un modelo económico que genere confianza, que contemple la unificación cambiaria y la eliminación de los controles que han generado altos niveles de incertidumbre e incluso de injusticia, y que impiden repotenciar la producción nacional», concluyó Fiols.

Con información de una nota de prensa.

 

- Publicidad -