Conozca las demandas de trasnacionales por expropiaciones que enfrenta Venezuela

988
- Publicidad -

Deuda con otra empresa minera asciende a más de mil millones de dólares

Ayer trascendió que la empresa minera canadiense Crystallex solicitó ante un tribunal federal norteamericano el embargo de los bienes de PDV Holding, propietaria de Citgo, filial de Pdvsa en Estados Unidos. El 9 de junio, el tribunal arbitral del Banco Mundial le ordenó a Venezuela pagar a la empresa Crystallex  un monto de 1.400 millones de dólares en compensación por la expropiación del proyecto aurífero Las Cristinas.

La toma por el Estado de propiedades de compañías extranjeras en Venezuela le ha traído varios problemas legales. Destacan los casos de dos petroleras estadounidenses que rechazaron formar empresas mixtas con el Estado hace una década, por lo cual sus activos fueron expropiados sin compensación. Se trata de ConocoPhillips y ExxonMobil (ambos se escriben pegado).

- Publicidad -

En un laudo parcial de 2013, el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) dijo que Venezuela no actuó de buena fe en las negociaciones para indemnizar a Phillips. Un panel arbitral del Banco Mundial debe determinar la compensación por la expropiación de sus proyectos de petróleo extrapesado Petrozuata y Hamaca, además del desarrollo costa afuera Corocoro.

Como Cristallex, Phillips también ha manifestado en interés en Citgo. Entre octubre y enero pasados, denunció el ofrecimiento de acciones de la filial como garantía a tenedores de bonos de Pdvsa y a la petrolera estatal rusa Rosneft. Sostienen que la intención es «monetizar Citgo» para evitar el pago de reparaciones.

En cuanto a ExxonMobil, el Estado venezolano ha corrido mejor suerte. En 2014, el Ciadi sentenció que Venezuela debía pagar a la compañía 1.400 millones de dólares, un monto significativamente inferior a los 10 mil millones reclamados. Sin embargo, hasta ese fallo fue revocado en marzo de este año.

A las petroleras se añade el litigio con otra empresa minera canadiense, Gold Reserve. En 2009, el Ciadi ordenó a Venezuela pagarle a la compañía 770 millones por la expropiación de bienes. Además, las partes acordaron que Gold Reserve le vendería a la República información minera por poseía por 240 millones.

En junio, Gold Reserve informó que Venezuela hizo un primer pago de 40 millones de dólares. Sin embargo, la deuda total asciende aproximadamente 1.032 millones.

En 2016 las partes acordaron establecer una compañía mixta, con 55% de propiedad pública, para explotar una extensión de 180 kilómetros cuadrados, los cuales incluyen el proyecto «Las Brisas», en el estado Bolívar. El proyecto, se estima, puede llegar a costar hasta 2.100 millones.

- Publicidad -