Operación militar en Venezuela no tendría apoyo internacional

1044
- Publicidad -

Ante las amenazas formuladas por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contra Venezuela, el banco de inversión Torino Capital analizó los distintos contextos de las invasiones norteamericanas para tratar de prever qué tipo de estrategia se estaría discutiendo en el seno del gobierno estadounidense.

La firma detalla que las intervenciones pueden ser directas o indirectas: la primera busca tomar control del gobierno y posiciones militares clave del país en cuestión (Irak 2003), mientras que la segunda ofrece apoyo militar a los grupos rebeldes, como fue el caso de Libia en 2011. Por otro lado, también existen ataquesdirigidos, por ejemplo, a neutralizar instalaciones militares.

Lea: EEUU advierte que no permitirá un Estado fallido en Venezuela

- Publicidad -

Dado que Venezuela no representa un riesgo militar para el resto del mundo, pareciera que la alternativa que está bajo consideración debe ser una intervención militar directa.

“Típicamente, las intervenciones militares directas han apelado, al menos en parte, al argumento de proteger a los ciudadanos e intereses estadounidenses de amenazas inminentes”, destaca Torino Capital en su informe Venezuela de esta semana.

En este sentido, la firma recuerda la operación militar sobre Panamá en 1989, que fue precedida por episodios de violencia generada por facciones que apoyaban al gobierno de Manuel Antonio Noriega contra ciudadanos estadounidenses, así como intentos de menoscabar los derechos de Estados Unidos sobre la Zona del Canal de Panamá.

Advierte Torino Capital que, aunque la violencia y las amenazas contra ciudadanos estadounidenses no ha sido un factor característico del conflicto venezolano, la invasión a Panamá podría constituir el mejor punto de comparación. “Esto no solo por el uso de acusaciones de tráfico de drogas dirigidas a la administración de Noriega – similares a aquellas que hoy apuntan contra autoridades venezolanas – sino por el hecho de que fue ejecutada en medio de un fuerte rechazo regional”, señala la firma.

En el caso de Panamá, tanto la Organización de Estados Americanos como la Organización de Naciones Unidas se pronunciaron en contra de la operación. EEUU tuvo incluso que usar su poder de veto para frenar una resolución de condena en el Consejo de Seguridad de la ONU. Sin embargo, nada de esto impidió que la intervención se llevara a cabo.

“Una razón por la cual Venezuela puede ser un objetivo atractivo es que no es un adversario tan peligroso como Corea del Norte”, señala el banco. Además, la posibilidad de una acción militar puede interpretarse como una forma de presionar hacia una solución negociada al conflicto político, introduciendo una amenaza que no estaba anteriormente sobre la mesa. Al mismo tiempo, la apertura de esta posibilidad hace que las sanciones económicas no parezcan tan extremas.

Le interesa: Tasa promedio del Dicom se ubica a más del doble de lo informado por BCV

Colombianos recolectan alimentos para venezolanos que llegan a Cúcuta buscando comida

- Publicidad -