Diputados aseguran que transacciones del gobierno con la banca internacional «están comprometidas»

1225
- Publicidad -

Caracas.- El presidente de la Comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional, diputado Rafael Guzmán, explicó lo que representa para Venezuela que el  banco suizo Credit Suisse prohibiera las transacciones con los bonos Pdvsa 2022 y Venezuela 2036.

Guzmán indicó que se trata de una decisión del banco suizo debido al riesgo que implica hacer operaciones con esos bonos porque «son activos que ha quemado el Estado para comprar armamento y reprimir a la gente. Entienden que ha afectado a muchas personas»

Reveló que ambos bonos son de operaciones turbias, sin transparencia.

«El banco suizo le está diciendo al Gobierno que no se va a meter con estos bonos. Al tenerlos allí debe retirarlos. Si alguien quiere comprarlos no puede utilizar al Credit Suisse como intermediario. En ese caso, tendrá menos recursos», destacó.
Guzmán explicó, además, que si un cliente del Credit Suisse quiere ejecutar alguna operación con el país, no puede hacer con este banco los pagos al Gobierno de Venezuela.

“En pocas palabras Credit Suisse no quiere operaciones con el Gobierno del presidente Nicolás Maduro, ni nada que tenga que ver con esos bonos. Ninguna operación bancaria por el riesgo que representa ante el rechazo de múltiples países por la situación política y económica en Venezuela. Se pone en riesgo la reputación del banco», alertó.

- Publicidad -

Guzmán reconoció que en esas transacciones todos los bancos en el exterior están comprometidos.

«Queda evidenciado es un Gobierno que viola los Derechos Humanos de los venezolanos y el banco está cuidando su reputación», expresó.

Más temprano el banco suizo Credit Suisse prohibió transacciones con ciertos bonos venezolanos y requiere que los negocios con el gobierno de Venezuela y agencias relacionadas estén sujetos a una revisión del riesgo de reputación, de acuerdo con un memo visto tanto por Bloomberg como por Reuters.

El Credit Suisse Group AG bloqueó sus transacciones de los bonos Pdvsa 2022, Soberano 2036 y todos aquellos emitidos después del 1 de junio de este año.

El banco también ha prohibido cualquier negocio con el gobierno de Venezuela, o entidades controladas por el, individuos o compañías privadas o cualquier negocio que involucre a activos en Venezuela a menos que sean aprobadas por la oficina de riesgo reputacional del banco.

Mientras que el  diputado Angel Alvarado, miembro de la Comisión de Finanzas y Desarrollo Económico de la Asamblea Nacional, informó que el bono Pdvsa 22 es un instrumento financiero que está en manos del Banco Central de Venezuela (BCV) y que la comisión de Finanzas de la Asamblea Nacional ha reiterado que se usaría como instrumento de financiamiento del Gobierno, y específicamente en este caso para financiar la represión y los DD.HH, como en efecto ocurrió.

«Nosotros básicamente le dijimos a Goldman Sachs y al sistema financiero internacional la forma fraudulenta como había salido al mercado esos bonos, los cuales no pasaron por la autorización de esta comisión en el parlamento», informó.

Alvarado agregó que para la Asamblea Nacional esos bonos no son más de una deuda odiosa usada solamente para violentar los derechos humanos. «Lo que está haciendo Credit Suisse es reconocer lo que los parlamentarios hemos venido denunciando; unos instrumentos financieros vetados por nuestra Asamblea Nacional. Nosotros advertimos a Goldman Sachs que esos bonos se iba a quedar sin mercado y afortunadamente el mercado el tiempo nos está dando la razón ya que con la decisión del banco suizo se pierde la posibilidad de seguir negociando con ellos»

Guzmán recordó por su parte que el bono Pdvsa 22 que tiene un rendimiento de 6,5%. Mientras que el Venezuela 36 la tiene completo el Banco Central de Venezuela  y no la han podido desmaterializar,  y tampoco no se pueden hacer transacciones electrónicas.

«En Venezuela 36 Está físico en poder del Banco de Venezuela. Emisión que se hizo en diciembre de 2016 en función del crédito que aprobaron para el presupuesto de ese año, aprobado por la Asamblea Nacional de 2015. Fue una negociación privada y oscura por parte de la República,  sin autorizarla la Asamblea Nacional actual», señaló Guzmán.

El Pdvsa 22 es una emisión que estaba en manos del Banco Central de Venezuela (BCV) y se hizo en operación oscura que  Goldman Sachs. «Es una emisión por 3 mil millones de dólares donde el BCV era el titular de toda esa cartera y vendió a Goldman Sachs, Nomura y otra la hizo a una operadora. Se lo vendieron al Goldman Wealth Bank», agregó Guzmán.

Vea acá lo que dijo Alvarado en su cuenta en Twitter:

Jorge Hernández / @johernan74)

Rafael Arias / @Rafarias86

- Publicidad -