Sindicalistas rechazan aumento salarial decretado por el Gobierno

1039
- Publicidad -

El coordinador del Frente Autónomo de Defensa del Empleo, el Salario y el Sindicato, (Fadess), Froilán Barrios, cuestionó que los Bs 250.531 bolívares mensuales reunidos en las alzas del salario mínimo y el ticket de alimentación «no cubran el costo de la cesta alimentaria y mucho menos la básica». Además, reafirmó que el monto no constituye un

Barrios explicó que en el ingreso mensual fijado por el Ejecutivo sigue predominando el bono alimenticio, lo cual evidencia la intención gubernamental de «flexibilizar el salario dentro del paquete neoliberal y de capitalismo más salvaje que se haya aplicado en América Latina». Recalcó que es urgente parar la inflación calculada en 1.300% durante 2017 para detener la pérdida constante del poder adquisitivo.

Considera que «la única defensa actual que tendría el salario del trabajador es dolarizarlo porque todos los productos y bienes se compran al precio del dólar en el mercado paralelo». Agregó que el incremento de 50.000 bolívares al mes en el ingreso equivalente a 1.666 bolívares diarios, no alcanza para comprar una empanada o un café.

- Publicidad -

José Antonio García, dirigente de la Unión Nacional de Trabajadores, insistió en que el gobierno debe adoptar una política antiinflacionaria a través de la reactivación del aparato productivo agrario y fabril y del sector construcción con la finalidad de crear empleo decente con salario digno para que los trabajadores recuperen el poder de compra.

La Unete propone un cambio estructural en las políticas laborales, lo cual pasa por fijar los salarios sectoriales simultáneamente con los ajustes de los precios de los alimentos y los bienes. «Para ello, se debe instalar una comisión tripartita integrada por el Estado, los patronos y los trabajadores y acabar así con la práctica gubernamental de fijar de manera unilateral e inconsulta los aumentos salariales», dijo García.

Con información de El Nacional.

- Publicidad -