La candidatura de Robert F. Kennedy Jr. desafía la estrategia demócrata en la carrera hacia la Casa Blanca

0
46
cortesía

Robert F. Kennedy Jr., inicialmente candidato demócrata en la contienda presidencial, se retiró de la campaña de las primarias, alegando presiones de los aliados de Joe Biden.

Este movimiento ha llevado a los demócratas a declarar la guerra a Kennedy Jr., considerándolo un obstáculo en el camino hacia la reelección de Biden.

Las encuestas muestran que la presencia del reconocido vástago de la icónica dinastía demócrata, conocido como RFK Jr., perjudica más a Biden que al candidato republicano, Donald Trump.

Este fenómeno resalta el temor de los demócratas hacia los candidatos independientes, recordando derrotas anteriores como las de George W. Bush frente a Al Gore en 2000 y Donald Trump frente a Hillary Clinton en 2016.

La hiperpolarización política actual aumenta la percepción de amenaza que representa un candidato de tercer partido con reconocimiento público, según Donald Nieman, politólogo de la Universidad de Binghamton.

La influencia de Kennedy, con una popularidad cercana al 10% en las encuestas, complica la estrategia de campaña de Biden, que busca consolidar la elección como un enfrentamiento directo entre él y Trump.

Kennedy, conocido por su postura contraria a las vacunas y su historial como abogado medioambiental, ha asegurado haber reunido suficientes apoyos para figurar en las papeletas de seis estados en noviembre, con la meta de obtener un millón de firmas para competir en los 50 estados del país.

Otras noticias: William Rodríguez: “Operaciones de Chevron en la fachada Atlántica del Esequibo podría tener implicaciones en Venezuela”

Su candidatura representa una amenaza real para la campaña de Biden en estados clave indecisos, según Charlie Kolean, estratega jefe de la consultora política conservadora RED PAC. Los demócratas han respondido con acciones legales y campañas publicitarias contra Kennedy, pero el impacto de estas medidas sobre Trump es incierto.

La simpatía de Kennedy por las teorías conspirativas y su apoyo al movimiento «Hagamos a Estados Unidos grande de nuevo» han generado especulaciones sobre su potencial papel como un «Ross Perot» moderno. Sin embargo, Trump ha manifestado su aparente complacencia ante la candidatura de Kennedy, desviando la atención hacia Biden.

El error estratégico de Biden al alienar a Kennedy en lugar de derrotarlo en las primarias podría tener consecuencias significativas, según Keith Nahigian, asesor de campaña de George Bush padre durante las elecciones de 1992. Nahigian advierte a ambos partidos sobre el impacto de los candidatos independientes, subrayando la necesidad de tomar en serio estas competiciones.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descidrado