Inflación en la Eurozona cayó hasta el 2,4%

0
33
Cortesía

En marzo, la inflación en la eurozona mostró un descenso, ubicándose en un 2.4%, lo que aumenta la presión sobre el Banco Central Europeo (BCE) para considerar una reducción en las tasas de interés en un futuro cercano.

Según Eurostat, la agencia de estadísticas europea, este descenso de 0.2 puntos porcentuales en comparación con febrero, cuando fue del 2.6% interanual, fue más pronunciado de lo anticipado por expertos. El segmento de alimentos, tabaco y bebidas experimentó un aumento interanual del 2.7% en marzo, considerablemente inferior al 3.9% registrado en febrero.

La inflación subyacente, que excluye energía y alimentos, también disminuyó a un 2.9%, comparado con el 3.1% en febrero y el 3.3% en enero. Mientras tanto, los bienes industriales avanzaron un 1.1% interanual al cierre de marzo, en comparación con el 1.6% en febrero, y los servicios se mantuvieron estables en un 4.0%, igualando los niveles de noviembre, diciembre, enero y febrero.

Más noticias: Estados Unidos evaluará el cumplimiento de acuerdos venezolanos antes del 18 de abril

En cuanto a las principales economías de la eurozona, Alemania registró una inflación interanual del 2.3% en marzo, frente al 2.7% en febrero, mientras que Francia experimentó una caída significativa a 2.4% desde el 3.2% de febrero. Italia, por otro lado, aumentó ligeramente a 1.3% en marzo desde el 0.8% en febrero, y España reportó un aumento leve a 3.2% en marzo, superando ligeramente el promedio de la eurozona y el 2.9% medido en febrero por Eurostat.

Este panorama intensifica las presiones sobre el BCE para que considere iniciar el proceso de reducción de tasas de interés, que se incrementaron gradualmente durante 2023 para controlar la inflación. Aunque algunos analistas sugieren que el banco central podría esperar antes de implementar recortes.

Según Rory Fennessy, economista de la consultora Oxford Economics, es poco probable que se reduzcan las tasas en abril, pero podrían empezar en junio debido a la disminución en la inflación subyacente y a la persistencia de la inflación en los servicios. Por su parte, Andrew Kenningham de Capital Economics también coincide en que los recortes podrían comenzar en junio, ya que los datos de marzo están en línea con las expectativas del BCE de una inflación general cerca del 2% en la segunda mitad del año.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descidrado