«Ley de Armonización Tributaria invita a emprendedores a dejar la clandestinidad»

0
145

Henry Luis Marco, Expresidente Cámara Venezolana de Emprendedores y Exportadores, señaló que en su gremio «celebran el concepto» de la Ley de Coordinación y Armonización Tributaria. Explicó que la legislación invita a los nuevos emprendedores a salir de la clandestinidad, al mitigar la voracidad fiscal en estados y municipios.

«Eso les da visibilidad. Al gobierno le interesa, porque así esos emprendedores pueden empezar a contribuir», dijo, sobre la ley sancionada por la Asamblea Nacional de mayoría chavista el mes pasado.

En entrevista para Unión Radio, Marco lamentó la disparidad impositiva que existía entre entidades político-administrativas, que la ley supuestamente se propone corregir. «Teníamos municipios contiguos en los que en uno la carga fiscal era de 3% y en el otro era de 7 u 8%», ilustró.

Sobre el cumplimiento de la legislación, Marco asignó esa responsabilidad al mismísimo empresariado. «El sector privado tiene que exigir sus derechos. El legislativo ya hizo su papel. Tenemos que ir a las alcaldías para que la ley se haga realidad». Atribuyó la acción insuficiente por ese lado al desconocimiento, pues algunos nuevos emprendedores no leen la ley.

Diagnóstico del sector

El dirigente gremial también brindó su examen de las condiciones actuales para el emprendimiento en el país. Destacó que ya registrar una empresa «no es tan costoso en Venezuela». «Antes te podían cobrar $3.000», precisó. Sin embargo, reconoció que hay que simplificar los trámites de acuerdo con la nueva Ley de Armonización Tributaria.

A juicio de Marco, «Venezuela está en una fase de emprendimiento total». Explicó que «no hay ni un sector consolidado, porque el país está saliendo de una recesión muy fuerte». 

También señaló que todo financiamiento al emprendimiento en el país es propio, pues no hay crédito viable por parte de la banca. «Es impagable, considerando los plazos y las tasas. Tú puedes pedir $10 mil y tienes que devolver $25 mil en seis meses», precisó. Admitió, por otro lado, que el elevadísimo encaje legal no ayuda.

Interrogado sobre las zonas fuertes del emprendimiento venezolano, indicó que el «tema gastronómico» (los restaurantes) fue el que comenzó el movimiento. Pero agregó que hay otros puntos destacadlos: en el agro, la acuicultura y la ganadería. «Ya estamos exportando ganado. Venezuela tenía años que no exportaba cortes de carne», dijo.