Chile impulsa la revolución del hidrógeno verde con un préstamo histórico de 150 millones de dólares del Banco Mundial

0
150
Cortesía

El Banco Mundial otorgó a Chile un préstamo de 150 millones de dólares con el objetivo de fomentar la inversión en hidrógeno verde, marcando su primera iniciativa a nivel mundial para promover esta fuente de energía limpia, según anunció la institución financiera en un comunicado el jueves.

Chile tiene como meta producir hidrógeno a un costo más bajo que cualquier otro país para el año 2030, y convertirse en uno de los tres principales exportadores globales de esta forma de energía para el año 2040.

El país sudamericano cuenta con condiciones excepcionales para el desarrollo de una industria competitiva de hidrógeno verde, gracias a sus recursos renovables y su capacidad para atraer inversiones en proyectos de energía limpia a gran escala, según afirmó Carlos Felipe Jaramillo, vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe.

De acuerdo con las estimaciones de la Estrategia Nacional de Hidrógeno Verde de Chile, esta industria podría generar hasta 330.000 millones de dólares en oportunidades de inversión privada y exportaciones por cerca de 30.000 millones de dólares para el año 2050.

Noticia de interés: El Palito apenas cubre el 24% de la demanda de gasolina de Venezuela

El ministro de Hacienda chileno, Mario Marcel, también citado en el comunicado, destacó que Chile posee una ventaja comparativa en relación con muchas otras economías del mundo.

El Banco Mundial espera que su préstamo «acelere el crecimiento verde del país, facilite su transición energética y respalde su compromiso de alcanzar la neutralidad de carbono para el año 2050».

La implementación del préstamo estará a cargo de la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) de Chile, y se destinará a la creación de un fondo para financiamiento mixto público y privado.

Este proyecto beneficiará principalmente a las comunidades locales y «contribuirá a la generación de empleos verdes, impulsará la economía y promoverá la descarbonización de las industrias», señala el comunicado.

Según Jaramillo, este proyecto «puede servir como modelo» para otros países de América Latina.

El hidrógeno verde no emite gases de efecto invernadero y ofrece la oportunidad de descarbonizar sectores donde la electrificación no sería viable, como la industria, el transporte pesado o de larga distancia.

Además, mejora la seguridad energética al permitir su almacenamiento durante períodos prolongados, y también puede contribuir a la seguridad alimentaria al utilizarse en la producción de amoníaco verde, un fertilizante clave.

EFE

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me