Remodelaciones, averías y construcciones están paralizadas por altos costos del cemento

80
- Publicidad -

Reparar una avería, frisar una pared o incluso remodelar un área del hogar se convirtió en todo un lujo ante los altos costos del cemento, cuyo saco de 42 kilos puede llegar a costar hasta los 10 dólares.

En los negocios y ferreterías se puede conseguir el saco de cemento en 10 billetes verdes, mientras que el saco a granel de 40 kilos ronda entre los 7 y 8 dólares. Este precio hace que las personas peguen un grito al cielo porque ya no pueden ni siquiera reparar algún daño en sus casas.

Hay quienes dicen que solamente hacen la inversión de comprar un saco de cemento cuando tienen una emergencia en sus casas y no tienen otra alternativa que repararla. “Nosotros en diciembre hicimos un arreglo sencillo en la casa y gastamos 170 dólares con mano de obra” dijo Espedito Sánchez, quien detalló que lo demás es un lujo que no se puede hacer.

- Publicidad -

Quienes venden el cemento explican que a veces tienen que rechazar despachos porque aun no han salido del anterior por las bajas ventas y no quieren correr el riesgo que se dañen y genere pérdidas.

El precio del cemento también pone entre la espada y la pared a los albañiles, quienes aseguran que ya no tienen “tigritos” como antes porque la gente no hace ningún tipo de construcciones en sus casas, solamente aquella persona que tenga planes de ampliar un negocio o remodelarlo y tampoco es que lo hacen con frecuencia dijo José Sánchez.

En picada

Orlando Chirinos, miembro del sindicato de trabajadores del cemento, dijo que los constantes movimientos del dólar hace que el precio final del producto varíe con frecuencia. Ese impacto que se traduce en pocas ventas se refleja también en la producción, pues en Lara la cementera sólo produce un 20 % de su capacidad nominal.

Tomado de La Prensa de Lara.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -