Salas de cines tiene un futuro incierto pese a la flexibilización

82
Circuito Gran Cine:
- Publicidad -

El 18 de noviembre se llevó a cabo un encuentro entre autoridades del régimen de Nicolás Maduro y representantes del sector cultural para establecer un protocolo de bioseguridad que les permitiera retomar sus actividades. Desde entonces no han recibido respuesta.

A la industria cinematográfica, por ejemplo, le tomaría 15 días luego del anuncio regresar a las salas para garantizar una operatividad segura tanto para el espectador como para los trabajadores.

Por Grace Lafontan | El Nacional

- Publicidad -

El 22 de noviembre Nicolás Maduro anunció que diciembre sería un mes de flexibilización total. Esto significaba que 53 sectores comerciales se reincorporaban a la dinámica diaria.Pero cines y teatros no figuraron en las excepciones.

Desde marzo, las salas y escenarios han permanecido cerrados debido a la pandemia de covid-19. Sin embargo, la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas espera una respuesta positiva de las autoridades sobre un pronto regreso a las salas.

Abdel Güerere, presidente ejecutivo de la Asociación Venezolana de Exhibidores de Películas (AVEP), explica que el primer contacto que tuvieron con el Ejecutivo Nacional fue el 18 de noviembre cuando se llevó a cabo una reunión entre representantes de la industria del entretenimiento con los ministros de Cultura y Salud del régimen de Nicolás Maduro.

Allí manifestaron sus opiniones e inquietudes. Posteriormente, todo lo discutido en el encuentro sería revisado por el ministerio de Salud para crear un protocolo que debía ser aprobado por el despacho presidencial. Desde entonces, no han obtenido respuesta.

La AVEP creó un protocolo de bioseguridad en junio de este año, pero, asegura Güerere, no ha podido ser implementado. Además, desconocen el contenido de las directrices que establecerá el régimen. “No sabemos cuán cercano o distante pueda ser el anuncio de la reapertura, esperamos que sea pronto. Nosotros dimos nuestra opinión, escuchamos al ministerio de Salud y estamos a la espera definitiva. Necesitamos las directrices, las condiciones que imponen, para determinar la sustentabilidad del sector”, añade.

Hasta ahora, el protocolo que se conoce para las salas de cine a nivel nacional incluye el uso obligatorio de mascarillas para los empleados, espectadores y proveedores en todo momento.

Distanciamiento social, toma de temperatura tanto en la entrada del centro comercial como en la puerta del cine y distribución de gel alcoholado para los visitantes. Junto con las salas, todos los espacios del reciento serán limpiados y desinfectados de manera constante; el aire acondicionado será exhaustivamente revisado y se le realizará constante mantenimiento. Y la compra de boletos y golosinas será, en parte, realizada de manera virtual con el propósito de reducir el contacto entre las personas.

- Publicidad -