Dirigentes estudiantiles rechazan compra de misiles y exigen recursos para las universidades

27
- Publicidad -

Desde que Nicolás Maduro dijo, el 22 de agosto de 2020, que no era mala idea comprar misiles a Irán, encendió las alarmas de muchos militares, gobernantes y analistas internacionales. La opinión pública venezolana, acostumbrada a oírle expresiones polémicas, mientras el país está inmerso en la diatriba política y en una crisis feroz, no pareció darle mayor importancia a la expresión. Pero el tema es realmente serio considerando las consecuencias que para Venezuela ya está teniendo la alianza con países como Rusia e Irán.

“Venezuela no tiene prohibición de comprar lo que necesite”, aclaró Maduro, a la vez que agregó: “Sí Irán tiene posibilidades de vendernos una bala o un misil, y nosotros tenemos posibilidades de comprarlo, ¡buena idea, Iván Duque!, aprobado, lo voy a hacer, lo vamos a hacer entonces, vamos a ver, hay que estudiarlo”, dijo como respuesta a que el mandatario colombiano denunció que Caracas alistaba la adquisición de misiles con ayuda de Teherán.

Cinco días después, Saeed Khatibzadeh, vocero del Ministerio Exterior de Irán, se apresuró a decir que el gobierno venezolano nunca ha solicitado comprarles misiles. Sin duda que era previsible que habría una respuesta por parte de Estados Unidos, aunque fue excesivamente contundente: “Haremos todo lo posible para detener los envíos de misiles de largo alcance, y si de alguna manera llegan a Venezuela serán eliminados allí”, le dijo Elliot Abrams a Fox News.

- Publicidad -

Un capitán de navío venezolano, que pidió reservar su nombre, le dijo a Infobae que “los Estados Unidos han demostrado su interés en lo que sucede con el avance iraní en el continente, por lo que en septiembre de 2008 el Departamento del Tesoro menciona a seis empresas militares de Irán claves en los programas de misiles balísticos y nucleares”.

“Además de mencionar al Ministerio de Logística de Defensa y Fuerzas Armadas (MODAFL) y a la Organización de Industrias de Defensa (DIO), los EEUU advirtieron, a través de Stuart Levey, subsecretario de Terrorismo e Inteligencia Financiera, que con esas fachadas Irán esconde, en lo que sería un velo empresarial, sus verdaderas intenciones en los negocios que hace con algunos países, a quienes incluso engaña para que se involucren, muchas veces sin saberlo, en negociaciones relacionadas con suministro para los misiles”.

“No creo que Venezuela está asistiendo a esa asociación de manera inocente. Por otra parte, la industria aérea de Irán tiene su fuerte en el Ministerio de las Fuerzas Armadas de Defensa y Logística (MODAFL), encargada de los programas de investigación, desarrollo y fabricación de defensa iraní, principalmente en el apoyo a proyectos nucleares y de misiles para lo cual siempre hubo interés en los convenios firmados con Venezuela”, dice el alto oficial.

Continuar leyendo en Infobae.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -