Afirman que bolívares en efectivo solo sirven para pagar pasaje

123
- Publicidad -

Expertos en finanzas señalan que cada día se usa menos el dinero en efectivo tanto en Venezuela como en el mundo. El déficit del efectivo se ubica en 3% de los depósitos bancarios y cada vez habrá menos. Debido a la hiperinflación no tiene sentido hacer otra reforma monetaria.

El economista Luís Oliveros señaló que los billetes del cono monetario venezolano quedaron “tal vez para pagar el carrito por puesto. Más allá del problema de efectivo que hay en Venezuela, que obviamente es muy grave, cada día en el mundo se utiliza menos efectivo”.

Agregó que el problema de Venezuela es otro, es la hiperinflación. El Banco Central de Venezuela (BCV) no ha impreso los bolívares que debía sacar a la calle, pero ciertamente la tendencia mundial es a que no haya efectivo”.

- Publicidad -

Explicó que la liquidez monetaria además de los billetes que están en circulación, incluye los depósitos bancarios o M2, como se le denomina en economía.

Atención: Consulado de España en Caracas adelanta trámites para vuelos humanitarios

Detalló que “cuando se habla de impresión de dinero, no es que el Gobierno con una máquina imprime la plata y la reparte. El Gobierno crea dinero electrónico, y como cada día se crea más dinero cada día tenemos menos efectivo en proporción”.

Indicó que los billetes “no se ven en la calle porque no hay. Aunque haya el mismo dinero en efectivo, cada día se necesita más porque los precios suben y en proporción el efectivo es cada vez menos”.

Destacó que el circulante “está cercano al 3% con respecto al total del M2, cuando lo normal es que debería estar entre 10% y 12 %, obviamente hay un déficit”.

Comentó que no es el mínimo histórico, que “llegó a menos de 1% cuando estábamos a las puertas de la reconversión monetaria”.

Recalcó que los carritos por puesto son prácticamente el único mecanismo que va a quedar para pagar el efectivo en bolívares. Tal vez algunos peajes cuando se tenga que viajar, aunque se puede pagar con tarjeta de débito.

Enfatizó que el Gobierno crea dinero y popularmente se le llama impresión de dinero. “No tiene ningún sentido hacer otra reforma monetaria con el desastre que tenemos actualmente en Venezuela con la hiperinflación”.

Oliveros estimó que “lo mejor que le puede pasar a Venezuela es dar el paso definitivo a seguir dolarizándose en la economía. Creo que hacia allá vamos a ir”.

Con respecto a si cuesta más hacer los billetes que el valor que representan, expresó que “cuando lo imprimieron no, pero ahorita sí porque obviamente  el tema de la hiperinflación se lo llevó por los cachos”.

“En términos redondos estamos hablando que el M2 en dólares equivale a cerca de $550 millones, pero se dice que en circulación en dólares hay cuatro o cinco veces ese monto.”, amplió.

Oliveros aseveró que “cada día la liquidez monetaria en Venezuela vale menos en términos de dólares”.

Con respecto al efectivo que está en circulación en Venezuela, señaló que “ronda los Bs 200 mil por persona, eso es cerca de 0,60% en dólares o menos, casi medio dólar por persona”.

Explicó que eso quiere decir que “no hay suficiente efectivo para todos y no lo habrá. La economía se está acostumbrando, y debe hacerlo, a  que no habrá más efectivo. El Gobierno no tienen incentivos para tener o crear más efectivo”.

El asesor financiero Rudi Cressa señaló que en vista que el dólar sobrepasó al bolívar como el billete que más circula en Venezuela, “los billetes de bolívares quedaron para operaciones de menudeo, es muy poco el uso que se le da al dinero en efectivo y la mayoría de la gente lo utiliza para transporte”.

Precisó que el venezolano está utilizando el dinero digital, “el efectivo el único uso cotidiano que tiene ahora son cosas puntuales,  como el transporte. Es un medio de pago ineficiente”.

Comentó que el billete de mayor denominación, el de Bs 50 mil, no compra ni un refresco de dos litros que ronda los Bs 500 mil. “A nivel transaccional no sirve ni para comprar un pan canilla que cuesta Bs 200 mil, lo único que puede pagar es el transporte que está en Bs 10 mil”.

Acotó que la liquidez monetaria aparte de los billetes físicos, “incluye el dinero bancario de depósitos a la vista todo lo que pueda ser dinero y cuasi dinero. No solo es la base monetaria impresa sino la base monetaria que está en las cuentas o depósitos bancarios a la vista”.

Refirió que el último encargo de billetes que hizo el Gobierno se realizó hace más de seis meses, entre enero y febrero. “No han continuado imprimiendo en lo que va de año, de hecho esas impresiones no se hacen acá, eso es importado”.

Con respecto al costo de emitir billetes y monedas señaló que “el valor intrínseco de lo que cuesta o de lo que se puede comprar con esa moneda ya no es suficiente. Cuesta más hacer ese billete que lo que se pude comprar con eso en la calle”.

Con las monedas la situación es más exagerada. Tendrían que ser de Bs 1000 o 2000 y “con eso no se compra absolutamente nada. Cuando se llega a un valor más estable como el del dólar y se ven los costos de fabricación, esa moneda debería ser de una denominación más alta.

Cressa indicó que el billete de más alta denominación representa $0,16, posiblemente es el más barato, pero a nivel de eficiencia monetaria se está gastando mucho dinero en hacerlo para el uso que se le va a dar y lo que va a durar el billete por el desgaste.

Señaló que “el billete de más alta denominación no representa ni siquiera 20 centavos de dólar, y el de más valor es el de Bs 50 mil exactamente. Los billetes se mandan a hacer en el exterior”.

Refirió que hay varios lugares en el mundo donde se fabrican los billetes, la mayoría en países de Europa como Alemania, Francia, Suecia. El costo del papel moneda es elevado.

Con información de 2001online.com

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -