Precio de las medicinas pone en riesgo la salud de los venezolanos

128
- Publicidad -

El precio de las medicinas se ha convertido en un dolor de cabeza para los venezolanos. Una caja de acetaminofen, pastillas para el dolor de cabeza, supera un sueldo mínimo, se consigue hasta en presentaciones de Bs. 550.000. Y los tratamientos para enfermedades crónicas son aún más costosos.

Alicia Rodríguez tiene su madre en cama producto de las secuelas de un ictus sufrido en febrero, además padece de diabetes, hipertensión y neuropatía periférica. «El tratamiento completo que necesita mi mamá, en un mes, supera los Bs. 15.000.000. O lo que equivale alrededor de $60. Ella solo cobra su jubilación de la administración pública y la pensión del IVSS. Con ambos solo puede costear una caja de pastillas. Es una preocupación constante conseguir el dinero cada mes para comprar todos los medicamentos. La hiperinflación se comió todos los sueldos», narró Rodríguez.

Algunos han recurrido a las hierbas medicinales para mantener a raya algunas enfermedades, pero ante esto la cardióloga Deymar Albornoz acota: «Puede que las personas confíen en controlar su tensión con algún té, con ajo, o con alimentos adecuados pero eso pone en riesgo su salud. Si un paciente deja de tomar su medicación para la hipertensión puede sufrir un rebote que le ocasione males mayores. Sabemos que algunas medicinas se han vuelto inaccesibles para la mayoría de los venezolanos pero es nuestro deber mandar a tomárselos para preservar su vida».

- Publicidad -

Lea también: Cobertura promedio del sueldo mínimo ha disminuido continuamente en julio

Otra historia, como muchas que viven los ciudadanos de este país, es la de Enrique Alvarado. «Una caja de Carvelidol 12,5 mg cuesta Bs. 1.400.000 y Candesartan 8mg 1.100.000, esas son solo dos de las medicinas que debe tomar mi mamá, que es jubilada y no le alcanza su sueldo como profesora jubilada categoría 6 (la máxima en educación) más la pensión del IVSS para comprar sus medicinas. Aparte tiene que conseguir los colirios del glaucoma que solo uno se consigue en el país y sobrepasa los Bs. 2 millones cuando se consigue. Ese colirio solo le dura 15 días por lo que necesita 2 en un mes».

Ante este panorama, el presidente de la Federación Farmacéutica Venezolana (Ferfaven), Freddy Ceballos, aseguró que aunque el sector no ha dejado de trabajar durante la pandemia, a pesar de las eventualidades que se han presentado en los últimos meses, la situación para la mayoría de la población es muy difícil,  porque no tiene recursos económicos para cubrir el costo de los medicamentos.

Ceballos señaló que la población no tiene capacidad financiera para acceder a los insumos médicos. «Hoy los venezolanos tienen que decidir entre comer y administrarse su medicamento», señaló el gremialista en entrevista en Unión Radio.

Considera que debido al problema económico que se vive en Venezuela el Estado debe buscar estrategias que permitan a los pacientes adquirir los fármacos.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -