Donald Trump invoca una ley de la guerra para obligar a General Motors a fabricar respiradores

El gobierno norteamericano  firmó el mayor paquete de estímulo económico de la historia del país, de más de dos billones de dólares, aprobado en el Senado y la Cámara de Representantes con el apoyo de ambos partidos.

705
- Publicidad -

El presidente de EEUU, Donald Trump, invocó la ley de Producción de Defensa, una norma que se remonta a la guerra de Corea, para obligar a General Motors (GM) a fabricar respiradores para asistir a los pacientes con COVID-19.

Así lo anunció en un comunicado el viernes por la tarde, después de acusar en Twitter al gigante de los automóviles de no hacer suficiente para cooperar en la producción del material médico necesario para combatir la pandemia,

Poco después, Trump firmó el mayor paquete de estímulo económico de la historia del país, de más de dos billones de dólares, aprobado en el Senado y la Cámara de Representantes con el apoyo de ambos partidos.

- Publicidad -

Lea también: Bloomberg: Las telecomunicaciones en Venezuela están al borde del colapso

La medida sobre General Motors ha sido el resultado de un tira y afloja con la compañía. “Acabo de firmar un memorando presidencial ordenando al secretario de Sanidad y Servicios Humanos que utilice cualquier autoridad disponible bajo la Ley De Producción de Defensa para requerir a General Motors que acepte, realice y priorice contratos federales para respiradores», dice el comunicado.

«Nuestras negociaciones con GM sobre su capacidad de proporcionar ventiladores han sido productivas, pero nuestra pelea contra el virus es demasiado urgente como para permitir que continúe por su curso normal el toma y daca del proceso de contratación. GM estaba perdiendo tiempo”.

De su actividad en Twitter se deducía que el presidente podía acabar optando por esta medida de emergencia que finalmente tomó el viernes por la tarde, poco antes de firmar el paquete de rescate a la economía aprobado en el Congreso. “Como es habitual con ‘este’ General Motors, las cosas sencillamente parecen no funcionar nunca”, escribía el presidente en la red social.

“Decían que nos iban a dar 40.000 de los tan necesitados respiradores muy rápidamente. Ahora dicen que solo serán 6.000, a finales de abril, y quieren un precio alto”. «Siempre es una chapuza con Mary B”, añadía, en referencia a Mary Barra, la consejera delegada de la compañía de automóviles.

Con información de Globovisión

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -