Maduro quiere que Venezuela sea una criptonación

871
- Publicidad -

La popularidad de las criptomonedas en Latinoamérica es cada vez mayor, y Venezuela es el país de la región con mayor volumen de intercambio de este tipo de moneda. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha declarado recientemente que el país debe transformarse en una criptonación. En el marco de la inauguración de una nueva sede del Petro, la criptomoneda del estado bolivariano, Maduro dijo que todos deberían participar en el mundo de la economía digital. El presidente explicó que ya hay más de 3 millones de personas que han decidido invertir sus ahorros en la criptomoneda estatal.

Desde su introducción en el 2017, Maduro ha insistido en reiteradas ocasiones que el Petro se puede utilizar en cualquier parte del país y del mundo. Según el mandatario, el Petro sirve para realizar pagos por compras, impuestos de boletos de avión, hoteles y más, tan sólo utilizando la billetera correspondiente para teléfonos inteligentes. Maduro sostiene que el alcance de la moneda es tan grande que ya hay 200 puntos de venta listos en el país y 27 mil sucursales del Banco de Venezuela para cambiar bolívares, la moneda de papel nacional, por Petros.

Más información: El rol del Estado debe ser el de promover nuevos actores productivos

- Publicidad -

La creación del Petro

La criptomoneda se creó con el objetivo de evadir las sanciones del Departamento del Tesoro de los EEUU al régimen de Nicolás Maduro y proveerle a los ciudadanos más opciones a la hora de operar y ahorrar. De hecho, el presidente dijo recientemente que el Petro puede ser canjeado por cualquier divisa que deseen sus poseedores. Sin embargo, muchos analistas económicos creen que el nacimiento de esta criptomoneda y la consecuente insistencia de Maduro radica en el intento de cambiar el foco de la hiperinflación que atraviesa el país en los últimos años.

¿Qué son las criptomonedas?

Las criptomonedas son monedas digitales que funcionan como medio de intercambio. A través de la criptografía las criptomonedas garantizan la seguridad de las transacciones y pueden controlar la creación de nuevas unidades de alguna moneda en particular. Las criptomonedas son entradas limitadas en una base de datos que no puede cambiarse si no se cumplen condiciones específicas.

En la era de la revolución tecnológica, las criptomonedas facilitan a los negocios realizar transacciones diarias de dinero en línea. Las economías y la situación social difieren bastante entre cada país de Latinoamérica, pero lo cierto es que todas tienen algo en común: el interés por los avances tecnológicos como herramienta de progreso económico. El uso de Bitcoin y otras criptomonedas ha ayudado a la región a competir con otros sectores del mundo que históricamente disfrutan de mayor estabilidad. Asimismo, la mayoría de los países en la región se apoya en el dólar y el euro a la hora de ahorrar ya que las monedas locales suelen sufrir mayores modificaciones y más seguidas, convirtiéndolas en inestables en el largo plazo.

De interés: Un mercado con competidores «beneficia al consumidor con oferta y buenos precios»

El uso en Latinoamérica

La creación del Petro proponía ubicar a Venezuela al frente de los negocios digitales en Latinoamérica y posicionarse como una de las líderes mundiales en innovación. Más allá de las críticas que el Petro ha recibido por parte del sector tecnológico en Venezuela, lo cierto es que a comparación de otros países con regulaciones similares la evolución y la popularidad en el territorio bolivariano han sobrepasado las expectativas del sector financiero.

Aunque Venezuela sea líder en la región en cuanto a intercambio de criptomonedas, la poca transparencia alrededor del Petro indica que Venezuela todavía está lejos de competir con otros territorios en los que las monedas digitales son consideradas un medio de pago más en el mercado.

La implementación de las criptomonedas en Latinoamérica le abre las puertas a la región a sumergirse en un mundo completamente nuevo y con muchísimas posibilidades. Los negocios en línea les ofrecen a los clientes mayor libertad económica, y a su vez les da más posibilidades a las distintas industrias. Por ejemplo, el juego en línea ha crecido significativamente en los últimos años en Latinoamérica, y para jugar al póker ya no se necesita visitar un casino. Poder invertir en el entretenimiento a través de las criptomonedas potencia a la región como un centro de actividad tecnológica y financiera.

Lea además: Competencia, pilar de una economía eficiente

Mas información sobre el Petro ayudaría al sistema

La idea de introducir una criptomoneda estatal en Venezuela está lejos de ser desacertada. Ante los obstáculos financieros que el régimen de Nicolás Maduro enfrenta gracias a sus problemas con Estados Unidos.

Aquellos que se especializan en criptomonedas afirman que detrás de la idea hay misteriosos mecanismos para evadir sanciones de parte de Estados Unidos y corrupción. Por otro lado, es innegable que Venezuela se beneficiaría de poder comerciar con un método de comercialización digital para mejorar su sistema financiero. Los beneficios a corto y largo plazo son alcanzables en Venezuela si tuviera un sistema firme y confiable, pero la historia reciente en el país ha mostrado alarmantes índices de hiperinflación, por lo que el futuro del Petro es incierto.

Forma parte de nuestro canal en Telegram y mantente informado del acontecer político y económico de Venezuela https://t.me/Descifrado

- Publicidad -