Consejo de Seguridad de la ONU debate crisis en Venezuela

Francia, en voz de su representante ante el Consejo de Seguridad de la ONU, aseguró que "el origen de esta crisis es político y debe tener una solución política. Nicolás Maduro no cuenta con ninguna legitimidad"

2281
ONU
- Publicidad -
En el encuentro del Consejo de Seguridad de la ONU, convocado por Estados Unidos, con el fin de conseguir el respaldo internacional para aislar al gobierno en disputa de Nicolás Maduro y respaldar al presidente interino Juan Guaidó, la Secretaria General Adjunta de la ONU expresó: «Las fuerzas de seguridad venezolana bloquearon la entrada de ayuda por la frontera venezolana. En la frontera con Brasil se registraron 4 muertes por arma de fuego (…) Las fuerzas de seguridad venezolana bloquearon la entrada de ayuda por la frontera venezolana. En la frontera con Brasil se registraron 4 muertes por arma de fuego».
Por su parte, el encargado de EEUU para Venezuela Elliott Abrams, dijo en su turno de palabra: “El régimen niega la entrada generando muertos y heridos. Se quemó la asistencia humanitaria. Se armaron bandas de personas que dispararon a manifestantes que acogieron la ayuda (…) El régimen incompetente y corrupto solo ha traído desestabilización a las fronteras. (…)”. También agregó que mientras más tiempo se quede Maduro en el poder, más va a oprimir al pueblo venezolano. «Este fin de semana vimos otro ejemplo. Cuando Univisón le mostró a Maduro a los niños venezolanos comiendo de la basura, él le decomisó los equipos y los deportó. Cuba permea todos los organismos de seguridad del país y utilizan la ayuda humanitaria como arma política para mantener a Maduro en el poder. Nos preocupa mucho la seguridad del Presidente Juan Guaidó a su retorno a Venezuela. Es nuestro obligación garantizar que pueda volver a su país de manera segura.”
El Representante del Perú también se refirió a la preocupación ante los hechos acontecidos el fin de semana, condenando los actos violentos. “Hemos condenado la represión violenta del régimen ilegítimo de Maduro, que sin considerar el sufrimiento de los venezolanos ha impedido el ingreso de asistencia internacional (…) Reiteramos nuestro compromiso irreversible con la transición democrática y nuestro apoyo a la reconstrucción de Venezuela (…) La permanencia del régimen ilegítimo en el poder representa una amenaza a la paz y la seguridad de la región (…) Reafirmamos la solicitud a la Fiscal de la Corte Penal Internacional para que inicie una investigación por los crímenes de lesa humanidad cometidos por el régimen de Maduro (…) Intentos pasados de diálogo han sido utilizados para ganar tiempo y arremeter con nuevos atropellos y violaciones a los derechos humanos.”
Francia, en voz de su representante ante el Consejo de Seguridad de la ONU, aseguró que «el origen de esta crisis es político y debe tener una solución política. Nicolás Maduro no cuenta con ninguna legitimidad (…) Hay que evitar el recurso de la fuerza y la violencia en Venezuela. No puede haber más que una solución política y pacífica (…) Al bloquear la asistencia humanitaria el régimen muestra un oprobio ante la comunidad internacional y su pueblo (…) Saludamos el coraje de los venezolanos que se han movilizado para dar asistencia a sus conciudadanos. Merecen todo nuestro apoyo.”
República Dominicana, Bélgica y Sudáfrica también expresaron su repudio ante la actitud del mandatario Maduro al negar la entrada de la ayuda humanitaria. Como también mostraron preocupación ante el uso de grupos armados irregulares para intimidar a la población.
El Representante de Polonia pidió la palabra para decir: “No podemos permanecer con los brazos cruzados ante esta crisis que tiene efectos tan negativos para la paz y seguridad de la región (…) El régimen opresivo de Maduro ha dado pie a una crisis humanitaria y migración sin precedentes (…) Es Nicolás Maduro el que está agravando la crisis al no permitir que la asistencia humanitaria internacional llegue, causando dolor a sus ciudadanos”.
En contraste con la postura de los otros países, en el turno del Representante de Rusia ante la ONU, éste condenó la actitud del presidente encargado Juan Guaidó: «En vez de discutir un diálogo y una reconciliación, pide que se mantenga una solución militar como una opción. No se puede pensar que es un llamado de alguien que se preocupe por su país… En cualquier parte del mundo (los hechos del 23 de febrero) se clasificaría como terrorismo pero en Cúcuta se considera como una acción heroica de los que desafían a las autoridades, agregó el representante ruso.

 

Conéctate con nosotros y suscribete a nuestro espacio en Telegram https://t.me/Descifrado

- Publicidad -