Fallas en Metro de Caracas se agudizarán en 2019

Expertos afirman que la compañía no tiene recursos para mantenimiento

1142
- Publicidad -

En lo que va del mes de diciembre las fallas en el servicio del Metro de Caracas se han vuelto cada vez más frecuentes, debido a la cantidad de trenes averiados que, a duras penas, continúan en labores comerciales, según informaron usuarios del subterráneo este martes.

En las estaciones de la línea 1 se puede notar una nube de humo que se despliega de los trenes a medida que estos se aproximan al anden, además «el olor a quemado es muy fuerte», informó la usuaria Yelitza Rodríguez.

Acotó que las fallas en otros mecanismos de los trenes han empeorado. «El sistema de apertura de las puertas está averiado, en ocasiones las puertas se quedan cerradas y la gente no logra desembarcar, además el aire acondicionado de los vagones no funciona». Añadió que «viajar en el subterráneo se ha convertido en cuestión de suerte para quienes esperan llegar temprano a sus destinos, pues el tiempo de espera para abordar un tren es cada vez más largo, ya que, debido a fallas mecánicas, no todos los trenes pueden realizar el recorrido a la velocidad regular.

- Publicidad -

Trabajadores de las líneas 4 y 2 del Metro informaron que el número de escaleras mecánicas dañadas ha incrementado.

Señalaron que «a principios de noviembre, la compañía anunció un plan de mantenimiento integral, además de la instalación de nuevas escaleras mecánicas. Sin embargo el número de equipos averiados es mayor al que se ha atendido».

El presidente de la organización no gubernamental Familia Metro, Ricardo Sansone, estimó que la deficiencia en el servicio del subterráneo empeorará en 2019.

Aseveró que «existe un evidente colapso en el sistema. La compañía no tiene la capacidad para atender el volumen de usuarios. Además, no tienen los recursos para hacer el mantenimiento a los trenes y otros equipos».

Señaló que la empresa «ha perdido credibilidad frente a los proveedores de repuestos, se han endeudado y esto le ha hecho más difícil conseguir las piezas que hacen falta para reparar los trenes», reseñó El Universal.

Afirmó que los mecánicos encargados del mantenimiento de las unidades «utilizan piezas de otros trenes que no estén muy dañadas o desgastadas para hacer funcionar los trenes que están en servicio». No obstante, Sansone señaló que estas piezas también están desgastadas y tendrán que ser reemplazadas pronto.

Destacó que «en los almacenes de la compañía no hay repuestos. Los anaqueles en los que se guardaban las piezas de refacción solo están ocupados por cajas vacías. No hay ni siquiera aceite». Expresó que la «situación actual de la compañía no propicia ninguna mejora para el año entrante».

Todo lo que necesitas saber sobre economía sin dejar a un lado la política y la opinión de los expertos está a un click a través de nuestro canal en Telegram https://t.me/Descifrado

- Publicidad -