Hiperinflación acaba con la ilusión de estrenar en Navidad y Año Nuevo

La publicación del precio de los productos en vitrinas o en etiquetas, ha desaparecido en las tiendas, para conocer cuánto valen hay que preguntarle a las vendedoras. "Estos son los precios de hoy", se puede escuchar de algunas.

2612
- Publicidad -

La compra de estrenos se aleja año a año, de las posibilidades del grueso de la población venezolana. La tradicional compra de ropa y zapatos para estrenar en la noche de Navidad y en la de Año Nuevo, es un sueño inalcanzable para los habitantes de este país cuya inflación se potencia por hora, 3% cada día.

De interés: Venezolanos rechazan nuevo aumento salarial que motivará el repunte de la hiperinflación

Venezuela, el país con las mayores reservas probadas de petróleo en el planeta, atraviesa por una severa crisis económica que se expresa en escasez e hiperinflación, un indicador que el Fondo Monetario Internacional estima cerrará en 1.350.000% en 2018 y 10.000.000% en 2019.

- Publicidad -

Los precios en centros comerciales de Caracas son una tortura para quienes tenían la esperanza de comprar zapatos y ropa, con los aguinaldos o utilidades producto de su trabajo y esfuerzo de todo el año.

El ingreso mínimo legal quedó anclado al criptoactivo “petro” y se ubica hasta hoy,  en 1.800 bolívares mensuales, pero la devaluación lo llevó de 30 dólares iniciales a poco más de 24 este 20 de noviembre, atendiendo a la tasa de cambio oficial. Si la transacción se hiciera en el mercado paralelo, el salario mínimo no superaría los 7 dólares mensuales.

Para las damas comprar solo un pantalón, una blusa y un par de zapatos puede representar un gasto aproximado entre 20.520 Bs.S (unos 60 dólares a tasa no oficial promedio de algunos marcadores), 30.000 Bs.S y 40.700 Bs.S, mientras que lo mismo para los caballeros tendría un costo mínimo aproximado de 15.600 Bs.S (unos 45 dólares a tasa promedio paralela al día) y hasta 41.720 Bs.S, en algunos centros comerciales de la capital venezolana.

Un blue jean a la cuenta de 6 salarios mínimos

En un recorrido efectuado por un concurrido centro comercial de la ciudad, renovar en el closet los populares pantalones blue jeans es una suerte de inversión, tomando en cuenta los precios y que son duraderos y versátiles a la hora de combinarlos durante todo el año. Así, los de damas de marcas reconocidas se consiguen a partir de 10.720 Bs.S (5,9 salarios mínimos fijado a la fecha en 1.800 Bs.S), los de color desde 14.900 Bs.S. Los de caballeros van desde 10.720 Bs.S y 15.100 Bs.S los de color. Se consiguen algunas oportunidades más accesibles para algunos bolsillos en otras marcas en 5.600 Bs.S y 6.400 Bs.S.

Las camisas casuales para caballeros se consiguen entre 3.200, 4.000 y 5.000 Bs.S y otras más formales o de mejor calidad entre 8.000 Bs.S y 9.000 Bs.S. Las tradicionales chemises varían entre 3.200 Bs.S, 4.800 Bs.S y 6.000 Bs.S.

Las blusas para damas van entre 5.000 Bs.S y 9.000 Bs.S y los vestidos casuales pueden variar entre 12.000 y 30.000 Bs.S, dependiendo de las telas y modelos.

Los zapatos para damas en este concurrido centro comercial van desde 4.800 Bs.S los más modestos y entre 9.000 Bs.S y 15.000 Bs.S algunos modelos más duraderos. Se consiguen sandalitas sencillas desde Bs.S 2.900, es decir más de un salario mínimo y medio.

De interés: A precio de hiperinflación se ubican los regalos del Niño Jesús

El calzado casual sencillo para caballeros puede variar entre 7.000 Bs.S y 9.000 Bs.S y algunos modelos más elaborados y de superior calidad entre 14.100 Bs.S y 22.000 Bs.S. Los de lona o deportivos de marcas no reconocidas se consiguen en 3.200 Bs.S y 7.000 Bs.S, respectivamente.

La modalidad de la publicación del valor del producto en vitrinas o en etiquetas ha desaparecido en la mayoría de las tiendas, para conocer cuánto valen hay que preguntarle a la vendedora. Algunos establecimientos dejan ver avisos con frases como: “Ofertas solo por hoy”, lo que parece haberse convertido en una etiqueta para toda la economía venezolana: ESTOS PRECIOS SOLO POR HOY.

¿Cómo llamar a la buena fortuna?

La Navidad es una época que se presta para supersticiones, a través de ritos con los que se quiere invocar a la buena fortuna para el año que se inicia. ¿Quién no ha llevado a cabo alguno, en alguna ocasión… “por lo que pueda pasar”?

Más claro lo dice la letra de la gaita: qué te pasa año viejo que te pasa, que canta Betulio Medina, las cosas viejas como tú las botan, más si saben que otro llegará…

Suele decirse que trae buena suerte llevar pantaletas amarillas, cuyo precio en tiendas de ropa íntima es de 1.999,00 bolívares soberanos; sin embargo esta pieza debe estar acompañada de un brassier que haga juego con el color que está en 3.999,00 bolívares soberanos.

Es costumbre acompañar este ritual con bisutería del mismo color. Los collares están en Bs.S 540,00; zarcillos en Bs.S 240,00 y las pulseras en 750,00 bolívares soberanos

Al regalar una cartera, cuyo precio oscila entre Bs.S 5.799,00 y Bs.S 6.499,00, se debe colocar en el interior un billete de alta denominación. Nos preguntamos, ¿cómo llamar con estos precios, la buena fortuna?

Sin embargo, es bueno destacar que ya no hay tanta variedad como en años anteriores. De acuerdo con una vendedora de una reconocida tienda por departamentos de Caracas: “ya no es lo mismo que antes. Antes llegaban diez juegos de cada talla, ahora sólo llega un juego de cada talla”.

Una prenda imprescindible es el pijama. La de franela para niñ@s está en Bs.S 1.979,97 y el short 2.999,00. Este juego de ropa para dormir para damas, de una reconocida marca vale 5.989,00, mientras que la franela casual para caballeros está en Bs.S 2.989,00 y el short en 3.999,00.

 

Nadie sabe a ciencia cierta cuando se introdujo la idea de estrenar ropa en Navidad y Año Nuevo, pero si crea mucha ilusión tanto en adultos como en los más pequeños de la casa.

En esta tienda carqueña, la franela básica para niños cuesta Bs.S 4.199,00 y el blue jean vale Bs.S 8.999,00.

Mientras que los vestidos para niñas cuestan Bs.S 2.298,00

En ropa para damas, una blusa vale Bs.S 5.299,00, el blue jean cuesta Bs.S 9.499,00 y la correa Bs.S 2.400,00

Para caballeros, la franela manga corta tiene un precio de Bs.S 2.899,00, el jean en Bs.S 7.999,00, suéter en Bs.S 4.499,00 y la correa Bs.S 4. 499,00.

«Custumizar» la ropa

Ante la más voraz hiperinflación que atraviesa Venezuela, es lógico que el común de la población no pueda darse el lujo de comprar ropa nueva, sino que la mandan a arreglar.

La costurera Omaira Serrano de Hernández dijo a Descifrado que ahora la gente le mete a la ropa para economizar, con mayor tendencia en los adultos.

Señaló que los precios dependen de los arreglos que se le deban hacer a la prenda de vestir. Por ejemplo, el arreglo de una camisa manga larga cuesta Bs.S 1.500, porque éstas deben ser ajustadas a la talla actual del cliente.

Para un pantalón al que sólo debe bajarse tallas, la modista cobra Bs.S 100,00.

En cuanto a los niños, comentó que no le llevan mucha, solo la ropa escolar: cierres y ruedos.

Sin embargo, si les llevan los materiales como hilos o cierres, el precio es otro, señaló Serrano.

Más pobres

Al cumplirse tres meses de la puesta en marcha del polémico programa de “recuperación económica” por parte del gobierno de Nicolás Maduro, analistas económicos coinciden en sostener que el plan no ha ayudado Venezuela a salir de la grave crisis económica que padece; opositores, empresarios y expertos insisten en rechazar el paquete que consideran desacertado y que incluyó medidas tales como un sustancial incremento del salario mínimo, congelación de precios de algunos alimentos, reforma fiscal y una reconversión monetaria que instauró un nuevo cono monetario, no ha dado los resultados esperados.

Aseguran que los venezolanos son más pobres que hace 90 días y que la economía del país está muy lejos de recuperarse, pese a las promesas de éxito en el corto plazo hechas por Maduro. El programa impuso nuevos y mayores impuestos en el marco de la hiperinflación que sufre el país, y que según datos de la Asamblea Nacional supera el 3% por día.

En un próximo trabajo le mostraremos cómo junto al arreglo particular de las piezas, la venta de ropa usada está entre las opciones a la que recurre parte de la población en la Venezuela «marginada y sin un real».

Más información: A precio de hiperinflación se ubican los regalos del Niño Jesús

- Publicidad -