Lorent Saleh habló de sus años preso en el Sebin

El activista político relató su experiencia para un diario español cómo vivió sus años en El Helicoide y La Tumba

2316
- Publicidad -

Caracas.- El activista político Lorent Saleh, despúes de estar cuatro años preso entre el Sebin y El Helicoide, conedió una entevista para El Mundo de España donde habló de su experiencia.

El venezolano estuvo primeramente preso en La Tumba, conocido más como la sede principal del Sebín ubicada en Plaza Venezuela.

«La Tumba es un centro de tortura. Está ubicado cinco pisos bajo tierra, en un edificio del centro de Caracas llamado Plaza Venezuela, sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional. Es un laboratorio creado para la aplicación de un tipo muy particular de torturas. Un lugar sofisticado, moderno», indicó.

El activista político destacó también los tipos de tortura físcia y psicológica que tuvo que atravesar durante su estancia, indicando que dentro de esos espacios se cuidan para no dejar ningún tipo de huella.
- Publicidad -

 

 

 

«A mí me tomaron una foto así. Cualquiera hubiera dicho: «No está tan mal Lorent». ¿Pero qué pasa a las 12 horas de estar en esta posición, con las manos esposadas y una intensa luz blanca en la cara? ¿Y a las 24? ¿Y a la semana? Extenuado. Destruido. Haciéndome todo encima. Los mecanismos de protección y garantías de los derechos humanos han evolucionado en los últimos 70 años, pero menos que los métodos de tortura. Te rodean las muñecas de tirro -papel periódico con cinta adhesiva- para que las esposas no dejen marca. Lo mismo en la cabeza. Y esto en mi caso. Se cuidaban de no dejar huella.», destacó el joven de 30 años.

Por otra parte Saleh afirmó que su extradción de su Colombia fue un proceso «ilegal» parte de un acuerdo secreto que tenían el presidente Nicolás Maduro y el mandatario colombiano Juan Manuel Sntos por conveniencia mutua.

«Juan Manuel Santos, Nobel de la Paz, me secuestró y me entregó en un pacto con Maduro. Santos necesitaba complacer a Maduro, que además lo tenía bajo chantaje a través de la guerrilla. Las FARC, el ELN y los grupos narcoterroristas con los que Santos buscaba un acuerdo forman parte del régimen venezolano», detalló.

 

Esto y mucho más, como intentos de suicidios y presenciar muchos actos de violencia y violaciones de los derechos humanos, tuvo que aguantar el activisas hasta que en octubre fue liberado en medio de averiguaciones por el presunto caso de suicidio del concejal Fernando Albán desde la sede del Sebín.

- Publicidad -